Mañueco crea otra mesa de las que no reúne mientras mantiene parado un año el Diálogo Social

El Ayuntamiento constituye una mesa de trabajo con la Cámara para trabajar en el plan de apoyo al Comercio del que nadie sabe nada. La mesa se parece a las que ya ha creado por el empleo, vivienda o violencia de género que no se convocan ni una vez al año.

El Ayuntamiento de Salamanca con su alcalde al frente ha decidido constituir una nueva mesa de trabajo, en esta ocasión con el sector comercial como temática y la Cámara de Comercio como invitada. El objetivo oficial es elaborar un Plan Integral de Apoyo al Comercio con el fin de potenciar el sector, declara en una nota oficial el consistorio.

 

Hay otra lectura porque la adopción de este enésimo órgano consultivo, una fórmula recurrente que responde al esquema de otras mesas de trabajo auspiciadas por Fernández Mañueco.​​​​​​ El espejo en el que se mira esta mesa sectorial es la que impulsó el propio alcalde por el empleo. Sobre el papel, son órganos pensados para dar cabida a todos los implicados en la materia y pactar medidas, con la participación de la oposición, agentes sociales y económicos, empresarios, sindicatos... Sin embargo, la realidad es que no funciona así.

 

La mesa por el empleo fue su contraataque al verse forzado a constituir por primera vez desde que es alcalde el Diálogo Social. Se vendió como un instrumento de trabajo para recoger propuestas, pero en realidad sólo pretendía puentear la mesa con Confaes, CCOO  y UGT y en la que el Ayuntamiento no quiere verse ni en pintura. Por eso, creó esta mesa para dar sitio a otro sindicato (CSI-F), a otras representaciones empresariales (Jóvenes Empresarios, Aesco) y a 'su' patronal CES, mientras la patronal legítima y los grandes sindicatos se desmarcaron. Cumplido su objetivo, ha quedado casi totalmente olvidada y no se reúne desde octubre de 2015. 

 

Así que la mesa no sólo no cuenta con todas las opiniones, sino que tampoco se reúne y así es difícil que adopte ninguna medida ni propuesta. Y eso, con una temática tan sensible como la del empleo a la que el equipo de Gobierno no para de decir que da prioridad.

 

Ahora el Ayuntamiento de Salamanca y la Cámara de Comercio han constituido la Mesa de trabajo para elaborar un Plan Integral de Apoyo al Comercio. Como ocurrió con la del empleo, sirve para dar cancha a una entidad 'de la cuerda', la institución cameral, a la que durante años dio la espalda por completo. Ahora, con una nueva presidencia (Benjamìn Crespo al frente, presidente también de la patronal tránsfuga Aesco) y asamblea llena de concesionarias del Ayuntamiento parece que ha cambiado. Se habla de trabajar conjuntamente y de contar con las aportaciones de los grupos políticos y de otros colectivos, pero de momento se han enterado 'por la prensa'.

 

El olvido es el destino habitual de muchas de estas mesas de trabajo que se anuncian de manera pomposa. La del empleo lleva parada desde octubre de 2015, pero han corrido suerte parecida otros foros de trabajo como el de vivienda (a la espera de que pronto anuncie un pacto por la materia), el de violencia de género (parado desde noviembre). el grupo de trabajo del barrio de Buenos Aires... La misma suerte que ha corrido el Diálogo Social, santo y seña de la concertación a nivel autonómico y oráculo de la Junta de Castilla y León, pero que Mañueco evita convocar desde hace casi un año para no sentarse con la patronal 'auténtica' Confaes, UGT y CCOO.