Mañueco consigue el respaldo de patronal y sindicatos a un presupuesto que ni la oposición conoce
Cyl dots mini

Mañueco consigue el respaldo de patronal y sindicatos a un presupuesto que ni la oposición conoce

El alcalde de Salamanca, que ha ninguneado durante años el diálogo social, se vale ahora de la mesa para obtener el respaldo de patronal y sindicatos a sus presupuestos de 2018 con cifras que nadie ha visto porque no se ha presentado. Y lo celebra con una elocuente foto en sus redes sociales.

El presupuesto de 2018 es el gran secreto del Ayuntamiento de Salamanca. Un secreto que el PP ha compartido hasta ahora (y parcialmente) sólo con Ciudadanos, y que ahora también conocen los agentes sociales. Todo para conseguir lo que la comunicación oficial define como "respaldo" de Confaes, CCOO y UGT a un presupuesto que no se ha presentado a la corporación municipal y rematarlo una reveladora foto en las redes sociales.

 

Para ello, el alcalde Fernández Mañueco ha utilizado la mesa del diálogo social, un foro que ha ninguneado durante años. La pasada legislatura no llegó siquiera a convocarlo y en esta usó su constitución para cerrar la posible entrada de la oposición en esta mesa; una maniobra hábil le libró de tener que hacer sitio a PSOE, Ciudadanos y Ganemos, obligado el PP por su situación de gobierno en minoría. Y hace un par de años se resistía a convocarla e incluso se tuvo que reunir a petición de los sindictaos. Ahora se postula como el mayor valedor del diálogo social que antes no quería con la única diferencia de la identidad de los representantes.

 

En realidad, y según nota de prensa del propio consistorio, sólo se les han presentado las líneas generales de las cuentas de este año, con pinceladas de algunas cifras que ya están definidas...  que es mucho más de lo que sabe nadie. Así que los agentes sociales han podido firmar 'en barbecho', sin tener una visión global del presupuesto que nadie tiene. Y para un acuerdo que no es tal porque no todos los presentes sabían que el consistorio iba a mandar una nota de prensa en la que se refiere a la reunión como un acuerdo.

 

Hata ahora, Ciudadanos sólo ha negociado incorporar medidas, pero no conoce partidas tan detalladas como las de les dio el concejal Fernando Rodríguez a los agentes sociales: 8 millones de euros a actuaciones vinculadas a la generación de actividad económica y el fomento del empleo, 1,7 millones para medidas de carácter social a personas que encuentran en situación de necesidad, 4,8 millones de euros para personas dependientes, 1,4 millones de euros para fomentar la igualdad de oportunidades y la conciliación de la vida familiar y laboral, 7,8 millones para vivienda... Hasta 24 millones en total que detallan por primera vez parte del presupuesto con cifras que nadie ha visto. Un total que, además, son 'las cuentas del Gran Capitán', atribuyendo al Ayuntamiento la inversión de programas que sufragan otras administraciones.

 

Y eso, a pesar de que los presupuestos municipales ni siquiera están en tramitación. Su aprobación va con algo de retraso y no irán a aprobación inicial hasta mediados del próximo mes de febrero en un pleno extraordinario y monográfico. De momento, el PP no suelta prenda y C's sabe hasta donde sabe. El alcalde está obligado a darlo a conocer a la oposición si hay una voluntad real de dialogar y, una vez se inicie la tramitación, a presentárselo al Consejo de Ciudad. ¿Por qué entonces esta deferencia con los agentes sociales?

 

Pues para llevar los presupuestos con un primer 'visto bueno' que condicionará el voto de los grupos de la oposición... sin olvidar el detalle de que uno de los 'firmantes' es el sindicato hermano del PSOE. ¿Quién se opondría a unas cuentas con esta lista de medidas bendecidas por los sindicatos? A quien lo haga le esperan críticas seguras por parte del equipo de Gobierno, que ha decidido saltarse el reglamento y concertar con los agentes sociales yo que debería contar primero a la corporación, aunque luego queden la mitad de las inversiones sin ejecutar. Y para rematarlo, una foto 'de buen rollo' para escenificar el diálogo y el acuerdo.

Noticias relacionadas