Mañueco bate su 'récord' de impuntualidad con 400 niños esperando a pleno sol

Su bien ganada fama de impuntual le precede, aunque normalmente 'solo' le sufren los periodistas... y a la sombra.

Dicen sus colaboradores afines que "el alcalde no llega nunca tarde, llega cuando tiene que llegar". Pues bien, este 31 de mayo el "cuando tiene que llegar" del alcalde ha sido a las 12.32 horas para compartir con los alumnos del colegio Francisco de Vitoria su 75 aniversario... que comenzaba a las 12 horas.
 

Su fama bien merecida de impuntual le precede en cada acto que preside, aunque normalmente 'solo' le sufren los periodistas... y suelen estar a la sombra. En esta ocasión, todos los alumnos -de 3 a 12 años- han esperado pacientemente sentados en el patio a pleno mediodía a que comenzase el acto, retrasado incomprensiblemente porque el primer edil no llegaba. Padres nerviosos, profesores enfadados... y a las 12.20 horas ha llegado la 'recomendación' de comenzar porque Fernández Mañueco aún estaba en un acto en el barrio de San José. ¿Avisar antes, para qué?

 

Los más de 400 niños han sido 'regados' literalmente por sus maestros, que al final han optado por sacar a las clases de los más pequeños del patio para colocarlos a la sombra, bajo los árboles. Y mientras el acto se eternizaba porque nadie ha sido capaz de improvisar y cambiar el orden de actuaciones y discursos para que los alumnos, verdaderos protagonistas de un día como el de hoy, pudieran ponerse antes 'a cobijo'.

Noticias relacionadas