Manifestación en Babilafuente: "Ayer traje mi baja médica y por la tarde estaba despedida"

Manifestación en Babilafuente. (Foto: David de Jesús)
Ver album

Las trabajadores de la residencia Bellavista de Babilafuente han salido a la calle para pedir al propietario, Rafael de la Torre, que no continúe despidiendo empleadas sin justa causa. 

Las trabajadoras de la residencia Bellavista de Babilafuente han mostrado que tienen argumentos y pruebas suficientes para demostrar que el propietario de la residencia, Rafael de la Torre, ha despedido a varias empleadas sin justa causa. 

 

 

"Ayer traje mi parte de baja laboral porque tengo un hombro dislocado y, por la tarde, tenía mi carta de despido sobre la mesa, ha asegurado a TRIBUNA la empleada, María Sánchez. La auxiliar de geriatría ha asegurado que están reclamando el respeto al convenio colectivo y que están luchando por los abuelos, para que estén protegidos y no les falte de nada. 

 

 

"La alimentacion es escasa y muy poco variada. Las trabajadoras nos han indicado que están comiendo carne de una granja porcina, propiedad del dueño de la residencia, sin ningún control sanitario. Después de los despidos se está complicando la contratación de más personas porque la gente ya le conoce y saben que no respeta el convenio colectivo. Los trabajadores de la residencia que tiene en Castellanos de Moriscos también llaman a sección sindical de Comisones Obreras para quejarse y yo les he animado a que lo denucien y no se queden callados" ha asegurado la coordinadora de la Seccion de Sanidad de CCOO, María Ángeles Salinero.

 

 

Desde Comisiones Obreras han informado que presentarán una denuncia porque consideran que detrás de cada uno de los despidos se esconde un despido masivo sin precedentes en la gestión del centro. La gerencia del centro ha atendido a los manifestantes y ha llamado al dueño para comunicarle el número de personas. Según el secretario provincial de Comisiones Obreras, Emilio Pérez, la gestión del centro se ha comprometido a escuchar las peticiones de las trabajadoras. "Les pediremos que las actuaciones realizadas retrocedan hasta el punto donde comenzaron o tendremos vía libre para ir por los cauces judiciales pertinentes", ha indicado por un altavoz tras la reunión con la dirección del centro.  

 

 

Entre los lemas que se han utilizado en la manifestación de Babilafuente han destacado: "Éstas auxiliares son las que los cuidan", "el pueblo unido jamás será vencido"  y "vamos a gritar por nuestros abuelos". Muchos familiares de los residentes han apoyado la manifestación, así como varios vecinos del municipio que no se han visto afectados por el problema. "Es una vergüenza yo le tenga que lavar la ropa a mi madre los fines de semana y eso que pago 1.600 euros al mes por su plaza", ha asegurado Virginia García, que tiene su madre, de 102 años, en Bellavista. 

Noticias relacionadas