Mamparas, estufas y mantas afloran en las terrazas de Salamanca en otro 'invierno Covid'
Cyl dots mini

Mamparas, estufas y mantas afloran en las terrazas de Salamanca en otro 'invierno Covid'

Ver album

Con la bajada de temperaturas reaparece la 'Salamanca acristalada' de las terrazas, refugio durante el Covid y gran 'descubrimiento' para este invierno.

La llegada de las bajas temperaturas y, este martes, de las lluvias ha hecho aflorar en los últimos días la 'Salamanca acristalada', el despliegue de mamparas, estufas, parasoles y también mantas para sacarle partido a las terrazas. Estos elementos ayudaron en el pasado a que bares y restaurantes pudieran refugiarse en sillas y mesas de exterior cuando más cruda era la crisis, con los interiores y las barras prohibidas.

 

Lo llamativo es que este año vuelven a aparecer cuando la situación es muy diferente. Con las normas actuales, no hay ninguna restricción para consumir en interior de hostelería, salvo ponerse la mascarilla, y tampoco hay límite alguno al aforo de los establecimientos que tienen, eso sí, la recomendación de mantener una buena ventilación. Sin embargo, muchos se han encontrado con que la terraza se ha convertido en un recurso muy demandado y un potente elemento de la explotación.

 

En Salamanca se mantienen por ahora todas las terrazas extendidas, las que ocupan calles peatonales en el centro y calzadas y aceras en los barrios. Eso supone cortar a la circulación y ocupar lugares de aparcamiento, pese a lo cual el ayuntamiento ha decidido mantener la medida hasta que la recuperación esté consolidada; veremos cuánto dura, pero estas mismas terrazas tienen exención de la tasa municipal para todo 2022.

 

Mientras tanto, los hosteleros han sacado a la calle toda una panoplia de elementos para mejorar el confort en las terrazas. Ahí están los paravientos autorizados el invierno pasado, iguales que sombrillas y parasoles que ahora harán compañía de nuevo a las estufas e incluso a las mantas que se han desplegado en algunos lugares. Todo ello, sobre el fundamento de la prioridad que la situación dio al uso de terrazas, incluso a nivel Gobierno central, y con la excepcionalidad de las terrazas extendidas.