Mal partido de Carbajosa Aquimisa, que aprieta los puños para sumar un triunfo que le aúpa al liderato provisional

Ebinum, durante el partido ante Rosalía de Castro (Foto: I. C.)
Ver album

El equipo dirigido por Víctor Rico no jugó a su habitual ritmo, aunque la calidad de sus jugadores decidió al final.

FICHA DEL PARTIDO

 

69 AQUIMISA CARBAJOSA (18+14+15+22): Pendleton 16, Dieye 15, Jones 12, Gutiérrez 0, Ebinum 8 -cinco inicial- Román 7, Crespo 3, Cano 2, Ruiz 0, Rac 6.

 

67 ROSALÍA DE CASTRO (16+20+15+16): Orejas 6, Posse 9, Pantín 17, Pita 12, Patiño 0 -cinco inicial- Pérez 8, Lorenzo 7, Poza 0, López 8.

 

ÁRBITROS: Aguilera y Calvo. Sin eliminados en el partido.

 

INCIDENCIAS: Partido disputado en el Municipal de Carbajosa ante unas 250 personas.

Aquimisa Carbajosa terminó el choque de la cuarta jornada de Liga con el susto en el cuerpo después de firmar un mal partido, muy errático y disputado a tirones, que sin embargo le ha dado un triunfo que le deja líder provisional, a falta aún de los partidos de Ponferrada y León, con quien comparte la condición de invicto.

 

El equipo gallego de Rosalía de Castro, que se presentaba en Carbajosa con una sola victoria, pudo vencer al todopoderoso equipo charro, que tiró de individualidades constantemente, dejando mucho que desear tanto en defensa como en concentración ofensiva.

 

De hecho, la dupla de técnicos en el banquillo charro -Víctor Rico y Fernando García- pedían constantemente tensión a sus jugadores, que en esta ocasión aprovechaban su calidad, superior a su rival, y su condición atlética para ir por delante en el marcador, aunque éste siempre fue ajustado.

 

Rosalía, sin embargo, logró tras el descanso la primera renta importante del choque (38-49), llegando incluso a estar con +13 en el luminoso de Carbajosa. Los charros, sin embargo, reaccionaron con un parcial de 8-0 para volver a equilibrar el marcador.

 

A partir de ahí, de nuevo la calidad individual de los locales logró que la victoria se quedara en casa con un gran Dudu Dieye, que firmó dobles figuras, y un Pendleton como el mejor del equipo en tareas defensivas.

 

El próximo sábado, los salmantinos jugarán frente a Chantada a domicilio en la quinta jornada de Liga.

Comentarios

No tenéis ni papa... 25/10/2017 17:07 #8
Aquimisa tiene dos americanos, dos africanos, un serbio y 6 españoles.... Y si no es por ellos, no veis a los 12 de Rosalía ni en pintura...
aficionado 23/10/2017 22:12 #7
A ver que tal las relaciones Aquimisa - Carbajosa por que con le Tormes salieron a tiros. la culpa es cierto que no la tienen los clubes pero la federación no debería permitir tanto foráneo por el bien del baloncesto nacional. Q!ue chaval que pase a senior con 18 años tiene posibilidad de jugar en EBA, en ni opinión, escasas o nulas.
The Best 23/10/2017 18:51 #6
A VER, EL DE UN SOLO SALMANTINO, SI ME DICES DE ALGÚN SALMANTINO, DE CIERTO NIVEL, QUE QUIERA JUGAR EN CARBAJOSA, TIENEN UNA PLAZA LIBRE TODAVÍA PARA INCORPORARLO
Amén 23/10/2017 07:17 #5
100% de acuerdo con el 'aficionado' 4: Hay talento, pero sale más barato traerte un americano q pagar decentemente a un español. Debería haber cupo de 2 extranjeros máximos por equipo. Por el bien de todos. Este Carbajosa tiene 3 americanos, un senegalés, un serbio.... flipante. Ah! y UN SOLO salmantino... pero esto que esssss???
aficionadp 22/10/2017 23:01 #4
Lo que da gusto ver a un equipo de Eba con todos jugadores españoles. Se están cargando entre todos las posibilidades de jugadores jóvenes nacionales. Rosalia es un ejemplo para el deporte de la canasta. La liga Eba deber ser para jugadores de formación
4DE4 22/10/2017 17:34 #3
Mi hija y yo nos hemos divertido muchísimo viendo el partido, es verdad que no ha sido brillante, pero el final ha tenido mucha emoción y ha habido buen ambiente. Da gusto ver un equipo deportivo, con un gran entrenador que tiene mérito que haya conseguido hacer jugar juntos y ganar partidos a tantos jugadores nuevos. A seguir así amigos!
carba oé 22/10/2017 17:07 #2
equipazooooo!!
Pregunta 22/10/2017 14:59 #1
Pero Fernando García no había proclamado a los cuatro vientos que él nunca más se sentaría en un banquillo, que no le motivaba ya esa experiencia y que solo sería el director deportivo. Donde dije digo, digo Diego.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: