Maite Cazorla, la 'rookie' que sorprende en su conquista de la WNBA y deja claro que ha llegado para quedarse

Maite Cazorla en un entrenamiento con Atlanta

Maite Cazorla, la base recién fichada por Perfumerías Avenida, ha sido titular por primera vez en un partido de la WNBA confirmando una progresión que le augura un largo futuro entre las mejores. Leer lo que dice de ella su entrenadora, lo confirma.

Ha llegado para quedarse. Quien pensara que Maite Cazorla estaba en la WNBA de paso o de forma eventual puede ir buscando argumentos porque parece evidente que la base canaria que acaba de fichar por Perfumerías Avenida tiene presente y también futuro en la competición donde están las mejores del mundo.

 

Cazorla acaba de ser titular -algo a lo que EE.UU se le da mucha relevancia-, por primera vez con Atlanta Dream en el encuentro ante New York Liberty frente al que disputó más de 25 minutos. Un paso más en una progresión que no ha parado desde que las Dream la confirmaron en su 'roster' para sorpresa de algunos -no de quienes habían seguido su periplo universitario-. 

 

La joven jugadora, que ha firmado para las dos próximas temporadas con Perfumerías Avenida en el que será su regreso a Europa, ha jugado en siete de los diez encuentros que ha disputado su equipo con una media de 16 minutos por partido y superando los 20 en los tres últimos que ha jugado. 

 

Un protagonismo que se ha ido ganando por su forma de ver el baloncesto principalmente que la convierte en una jugadora muy distinta a las otras creadoras de juego de Atlanta - Montgomery y Bentley (esta última en el Eurobasket en este momento)-. Su entrenadora en la franquicia WNBA, Nicki Collen, deja claro en la página oficial de la Liga lo que ve en ella cuando está en la pista en una frase: "Si fuera jugadora me gustaría ser su compañera", que apunta a una personalidad especial para desenvolverse en una posición -base-, "que no es la más fácil en la WNBA". En el partido ante Washington sumó seis asistencias para un total de 14 y, lo más importante, en un equipo que se puede decir que juega muchas veces al filo de la navaja ella minimiza las pérdidas cuando está en pista. 

 

Con una juventud como la que atesora hay aspectos que Collen apunta que debe mejorar como la agresividad ante el aro -promedia 3,7 puntos con una mejor marca de siete frente a Washington-, aunque añade "si la ves tirando no piensas que sea la mejor del mundo pero que se la juegue en un tiro importante es una buena posibilidad y sino que pregunten en Oregón". 

 

Hay que ver a partir del momento en que regrese Bentley cuál es su papel pero mientras tanto la nueva jugadora de Avenida sigue creciendo, demostrando que tiene sitio en la WNBA y que visto lo visto ha llegado para quedarse. Y a partir de septiembre, a disfrutarla en Salamanca.