Lyttle debe superar una prueba de adaptación para ser española

EN ESPAÑOL. La caribeña tratará de mejorar el idioma, que de momento no habla. CLUB. Avenida ha comenzado a recopilar la documentación necesaria
Isabel de la Calle

Sancho Lyttle deberá mejorar rápidamente su manejo del castellano, ya que uno de los trámites que deberá superar de cara a su nacionalización será una prueba de adaptación cultural. Esta prueba se realiza en español y básicamente trata de examinar a la persona que pide la nacionalización sobre sus conocimientos sobre las costumbres del país, entre otros detalles. De hecho, sus compañeras y cuerpo técnico del equipo charro ya bromearon con ella durante el desplazamiento a Bourges de esta pasada semana, preguntándole quién era el presidente del Gobierno español, por ejemplo.

En primer lugar, sin embargo, la palabra la tiene el club de la jugadora –Perfumerías Avenida– que es el que debe presentar los documentos pertinentes de petición de la nacionalización en los juzgados de Salamanca. De momento, según aseguró Carlos Méndez a este diario, están recopilando la documentación necesaria. Después, la solicitud pasa por el Consejo de Ministros, que la aprueba y sale en el BOE.

El tiempo que este proceso tarde depende de muchos factores. Para una persona normal, puede alargarse hasta los dos años, mientras que para una deportista de élite se acorta mucho más. En este caso, Federación Española presionará lo que esté en su mano para que se agilice y Lyttle pueda ser española a todos los efectos para disputar con la selección nacional el Mundial de este verano.