Luz y vanguardias iluminan las joyas del patrimonio de Salamanca
Cyl dots mini

Luz y vanguardias iluminan las joyas del patrimonio de Salamanca

Festival Luz y Vanguardias 2018 (Foto: F. Oliva)
Ver album

La tercera edición del festival Luz y Vanguardias refuerza la conexión entre patrimonio, cultura y arte. El concurso oficial arranca en la Plaza Mayor y las creaciones se reparten por los grandes monumentos.

 

La Plaza Mayor ha sido escenario esta noche de jueves de la inauguración oficial del festival Luz y Vanguardias 2018. La tercera edición de este evento, que lleva el arte contemporáneo de la luz a las calles y monumentos de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, transformará Salamanca hasta el próximo 17 de junio usando algunos de sus principales monumentos en lienzos para creaciones artísticas basadas en la proyección de motivos basados en la luz.

 

Numeroso público ha llendo la Plaza Mayor para la primera proyección de las obras que optan al premio principal. En completa oscuridad, centenares de personas, muchas tocadas con diademas fluorescentes distribuidas por la organización, han asistido a las primeras proyecciones en las que la plaza se ha transformado con multitud de colores y motivos, y después se han repartido por toda la ciudad en las ubicaciones escogidas: Casa de las Conchas, palacio de Monterrey, fachada de la Universidad o Dominicos. La excelente temperatura de la primera noche de verano en Salamanca ha ayudado a que la ciudad estuviera repleta.

 

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y la consejera delegada de Iberdrola España, Ángeles Santamaría, han sido los encargados de pulsar el botón para encender las primeras creaciones. Durante su intervención, el alcalde ha destacado que el festival Luz y Vanguardias se convierte en el acontecimiento cultural más importante Salamanca. En tan solo tres años, esta propuesta se ha consolidado como una cita imprescindible con el arte, la luz, la vanguardia y el patrimonio. Este festival ratifica esta doble condición de Ciudad Patrimonio de la Humanidad y de Ciudad de Cultura.

 

La ciudad, orgullosa de su pasado, de su riqueza artística, se proyectará al futuro a través del arte de vanguardia, según ha añadido el máximo representantes municipal, quien ha agradecido a Iberdrola, con su presidente al frente, el salmantino Ignacio Sánchez Galán, su implicación para que esta actividad se consolide en Salamanca y sea una referencia nacional e internacional

 

Por su parte, Ángeles Santamaría ha subrayado que “es un privilegio asistir a la conexión especial que se produce durante este festival entre la historia y el patrimonio universal de Salamanca y las expresiones artísticas de vanguardia que se desarrollan en la ciudad durante esta semana”.

 

Además, ha destacado la relación especial de Iberdrola con esta ciudad, “iniciativas como estas nos permiten compartir el compromiso de la compañía con la cultura y el apoyo a nuevas formas de expresión artística, con el objetivo de conservar y aportar luz a nuestro patrimonio, así como divulgar la fuerza creativa contemporánea. De esta forma, respetamos y apoyamos la tradición, con numerosos programas para la iluminación y restauración de nuestro patrimonio histórico-artístico. Contribuimos a la conservación del arte y la cultura de hoy, a través de colaboraciones con museos e instituciones de todo el mundo. Y colaboramos, también, a sentar las bases de la cultura del mañana, promoviendo con numerosas iniciativas proyectos de jóvenes estudiantes y futuros talentos”.

 

“El festival Luz y Vanguardias aúna estos mismos conceptos -tradición y vanguardia, arte y tecnología- y mantiene como eje de conexión la luz, como manifestación de la energía que conduce a todos los artistas que participan en esta iniciativa”, ha señalado la consejera delegada de Iberdrola España.

 

 

Espacios, artistas y obras

Como en anteriores ediciones, la Plaza Mayor será el epicentro del festival. Sobre la fachada del Ayuntamiento se desarrolla el Concurso Internacional de videomapping que este año ha triplicado el número de participantes y despertado un gran interés internacional. Veintinueve artistas y estudios de España, Hungría, Italia, Rumanía, Austria, Tailandia, Canadá, México y Colombia competirán por el premio absoluto (15.000 euros) y por el especial que concede el Ayuntamiento (5.000 euros) con motivo del 800 aniversario de la Universidad de Salamanca.

 

Los ganadores de esos dos premios, que falla el jurado profesional, se darán a conocer este viernes. Además, durante todo el festival, los espectadores podrán votar en www.luzyvanguardias.com a su obra favorita para el premio del público (3.000 euros) cuyo ganador se dará a conocer una vez finalice esta edición.

 

La Casa de las Conchas vuelve a acoger al talento joven de la Universidad de Salamanca y de la Universidad Pontificia. Cincuenta y dos estudiantes de Bellas Artes y de Comunicación Audiovisual presentan 35 propuestas con todo tipo de temáticas y técnicas sobre la icónica fachada.

 

El resto de monumentos históricos acogen la obra de los cuatro artistas internacionales invitados. El artista escocés-finlandés Charles Sandison transforma el exterior de la Catedral Nueva con Ouroboros, 2018, un trabajo que combina algoritmos de vida artificial generada por ordenador con conceptos de alquimia medieval para representar mediante luz, símbolos y números el mito del eterno retorno.

 

Sobre la portada del edificio histórico de la Universidad de Salamanca, la creadora hispano-mexicana Darya von Berner, plantea con Veravenus una reflexión sobre la presencia de la mujer en la representación artística. El público tendrá que buscar las escasas figuras femeninas que decoran la fachada plateresca y tendrá ocasión de hacerse un selfi con la Venus Genetrix, la diosa madre.

 

El galardonado artista vallisoletano Eugenio Ampudia, dispone del exterior del Convento de San Esteban, para presentar La realidad no es imprescindible, una obra en la que las nubes que preceden a un huracán plantean una reflexión sobre el miedo a la pérdida y las maneras de enfrentarlo.         

 

Un nuevo espacio en el festival, el recientemente restaurado Palacio de Monterrey, sirve de lienzo para el creador cántabro Juan López que presenta VTR, obra en la que explora la relación entre arquitectura y escritura tomando como punto de partida un elemento muy característico de la ciudad y de su historia: los vítores que pintaban los estudiantes al doctorarse.

 

 

Crece +LUZ

 

La programación paralela +LUZ también crece.  A los cuatro espacios que la inauguraron en la pasada edición ─el centro de arte contemporáneo DA2, la Galería Adora Calvo, el multidisciplinar Espacio Nuca y el centro cultural y gastronómico La Salchichería─ se suman otros tres nuevos: la Fundación Venancio Blanco, el Restaurante En la Parra y la galería-taller La Calcografía.

 

Las propuestas de este año incluyen instalaciones, talleres, exposiciones, proyecciones cinematográficas y performances audiovisuales o gastronómicos que complementan la programación oficial del festival Luz y Vanguardias con actividades sorprendentes y enraizadas en la rica vida artística y cultural de la ciudad.

Noticias relacionadas