Luz, gas y carburantes inflan el IPC en Salamanca que se dispara a su mayor nivel en más de cuatro años
Cyl dots mini

Luz, gas y carburantes inflan el IPC en Salamanca que se dispara a su mayor nivel en más de cuatro años

Los precios de electricidad, gas o carburantes y su efecto en el transporte impulsan la inflación en la provincia.

La subida del precio de la energía y su efecto en el recibo de la luz, el aumento de los precios del gas y el de los carburantes se han 'aliado' para dar un 'zarpazo' importante a las economías familiares en Salamanca. Este mes, el capítulo del IPC que se refiere a ese tipo de gastos, agrupados en 'Vivienda', ha aumentado un 1,9% y en lo que va de año ha subido ya un 12,2%, arrastrando el aumento de los precios hasta su nivel más alto en más de cuatro años.

 

Según los datos del INE publicados este martes, el IPC general ha subido este mes un 0,1% y  en lo que va de año escala al 3,4% en la provincia. El problema es que la gran mayoría de capítulos baja o se mantiene muy estable, salvo dos: los de vivienda y transporte. En estos epígrafes están gastos como el agua, la electricidad, el gas o los carburantes (vivienda) y el efecto que tienen en el transporte.

 

 

El IPC del capítulo vivienda sube este mes un 1,9% en Salamanca y se queda en un 12,2% en lo que llevamos de año; y el de transporte crece un 0,4% hasta el 10,4. Su efecto en el IPC general es determinante: ahora mismo los precios han escalado un 3,4% en lo que va de año, algo que no se veía en la provincia desde febrero de 2017.

 

Lo peor es que todo indica que seguirá siendo así un tiempo. La electricidad no parece en condiciones de bajar, marcada también por el precio de las energías en los mercados mayoritarios; el gas acompaña estas subidas; y los carburantes, que llegaron al verano en precios nunca vistos en cuatro años, tampoco parece que vayan a bajar mucho. El aumento del IPC se va a 'comer' a este paso buena parte de las mejoras en las retribuciones, tantos de pensionistas como de salarios en la provincia.