Lunes Santo pasado por agua: El Cristo de los Doctrinos no sale y abre sus puertas a los salmantinos entre austeridad y silencio
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Lunes Santo pasado por agua: El Cristo de los Doctrinos no sale y abre sus puertas a los salmantinos entre austeridad y silencio

Cristo de los Doctrinos en la Vera Cruz (Foto: Arai Santana)
Ver album

La procesión de la Vera Cruz se queda en casa por tercer año consecutivo, aunque esta vez debido a la lluvia. 

 

 

LAS IMÁGENES 

Tanto el Cristo de los Doctrinos, que muestra la imagen de Jesús en la cruz y con la cabeza ladeada por el sufrimiento afligido, como la Virgen de la Amargura, tallada por Pedro Hernández, son dos pasos que datan del siglo XVII y que salen conjuntamente el Lunes Santo.

La procesión de la cofradía de la Vera Cruz no ha podido salir de su capilla en su camino hacia la estación de penitencia ante el Santísimo Sacramento de La Catedral debido a la intensa lluvia que ha tenido lugar en la capital desde primera hora de la tarde, cumpliéndose así las previsiones meteorológicas. 

 

Aun así, numerosas personas se han acercado hasta el Humilladero del Campo de San Francisco, esperando bajo sus paraguas una salida que finalmente no ha podido ser. Se ha apurado al máximo el tiempo y tras tomar la decisión de cancelar para conservar el patrimonio y la Junta ha decidido abrir las puertas de la capilla para que los pasos saludaran a los allí presentes y que así pudieran disfrutar de las Imágenes en todo su esplendor. 

 

 

Sobriedad, austeridad y penitencia son los rasgos que caracterizan de lleno a esta procesión de la cofradía de la Santa Vera Cruz. Esta salida carece de acompañamiento musical en sus pasos. Cada año el silencio 'impregna' este desfile. El Cristo de los Doctrinos ha lucido cardos llenos de espinas que sobrecogen por su realismo, cercanos a la realidad de lo que fue. 

 

Posteriormente, una vez cerradas las puertas se decidió realizar el acto que cada año se hace en La Catedral.

 

 

A pesar de que la cofradía de la Vera Cruz quiere que sus Imágenes sean recibidas en silencio, siempre surgen los aplausos pese al desacuerdo de los cofrades. Sin duda, esta ha sido otra forma de vivir la Semana Santa. Pese al revés causado por la lluvia Cristo de los Doctrinos y la Virgen de la Amargura han conquistado a todos los salmantinos que se ha acercado a veneralas.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: