Luis Ramos, en la mesa de porcino de Salamanca: "No entiendo esta Lonja"

Luis Ramos, en la mesa de porcino (Foto: Chema Díez)
Ver album

La mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca optó por una subida de 0,01 euros para el cebo y el cebo de campo.

La mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca sigue sumida en el pesimismo. Si la semana pasada el industrial Luis Ramos indicó que el "mercado del porcino ibérico ha cambiado, las lonjas quedan para la piara del pueblo", en la sesión de este 14 de octubre ha explicado que no entiende la Lonja de Salamanca. Así fue el debate:

 

Así, hicieron hincapié no se “pueden tirar cohetes en el mercado y están bien reflejados los industriales precios”.

 

Así, Goyo Sánchez explicó que la situación es “similar a la semana pasada. Miro los datos y se van a matar más animales que el año pasado y no veo esa tendencia alcista. En el lechón hay un poco más de tiro, pero en lo gordo, estabilidad”.

 

Luis Ramos indicó que la lonja “no la entiendo. Tengo datos e información sobre ciertas cosas y a ver dónde nos lleva este trasfondo. Lo que sí es cierto es que los grandes compradores, hasta hoy, están cerrados y sabemos todos quiénes van a matar más. Lo de la piara del otro día es cierto y vamos abocados a cosas raras. No es bueno que cierren industriales para el sector. No entiendo la Lonja porque si compras a 3 y vendes a 2, poco lejos vamos a ir”.

 

Por último, Fernando Santos explicó que cinco operadores controlan el mercado y los demás "estamos corriendo a ver si podemos, marcan el ritmo de las cosas y subir los cochinos perjudica al ganadero porque el operador del día a día está muerto y no se puede asumir. A las grandes corporaciones les da igual porque controlan el ciclo entero y quieren echar fuera del sistema a pequeños industriales y ganaderos. El objetivo es eliminar al pequeño… fuera. O tienes volumen o estás fuera. La industria tradicional ni mata…”.

 

Los ganaderos destacaron que se trata de una semana “igual o parecida a las últimas, con la demanda superior a la oferta en lo gordo y en los lechones. La situación es la que es y se buscan animales”, dijo Tomás García.

 

José Javier Rodríguez indicó que “hay tendencia al alza y eso lo vemos todos, nada más, igual en los lechones”.

 

A la hora de cotizar, los ganaderos pidieron 0,02 euros de subida, mientras que los industriales solicitaron una repetición de los precios, para una decisión final de subida de 0,01 euros. Para los lechones, subida de 0,05 euros, repitiendo el resto.

 

PORCINO BLANCO

 

Por su parte, en lo que se refiere al porcino blanco, semana bajista por la época del año actual, donde sale todo lo del verano y “hay un poco más de oferta. Por ello, es necesario bajar 0,01 euros para los cerdos selecto y normal, repitiendo el graso, cerdas y lechones, al igual que los tostones”.

Noticias relacionadas

Comentarios

Pues pues 15/10/2019 12:05 #3
¿Quienes son esos grandes controladores? En el blano se habla de selecto, normal y graso ¿diferencia entre ellos?
Charro 15/10/2019 10:56 #2
Existe una gran incertidumbre en el mercado nacional e internacional que afecta a todos los sectores, si los precios suben es motivado por una BURBUJA, la misma que hace que se siga matando. Productos absolutamente SOBREVALORADOS, que no ofrecen estabilidad, y los operadores finalistas lo saben y están a la espera. Cualquiera con sentido común sabe que esto ES INSOSTENIBLE. Los ganaderos es lógico que pidan, son siempre los que terminan pagando los platos rotos, y eso no es justo.
Jamonero 14/10/2019 22:15 #1
"Comienzo a ver claridad al final del túnel", efectivamente pocos operadores pretenden controlar el mercado...ahora se dan cuenta?..completamente cierto, tan cierto como que la pretensión es eliminar al pequeño, y al mediano....Pero se olvidan de una cosa muy importante, y es que la norma de calidad, con sus exigencias, ha conseguido eliminar a buena parte de esos operadores pequeños que apuestan por la calidad y son solventes, y nadie del sector dijo nada al respecto, casi todos "entraron por ese aro". Los pequeños, quieren ser medianos, y los grandes quieren ser más grandes, pese a quien pese....la solución es sencilla, rápida y simple....no se puede entrar en ese juego, que por otro lado es perverso y en el que siempre va a ganar el mismo. Los "grandes están apretando las clavijas", a los demás para tener el monopolio. La suerte del pequeño industrial tradicional, es que no arrastra grandes costes, es competitivo por que lleva muchos años, tiene amortizada su inversión, y es capaz de hacer un producto de calidad, ahora solo falta que no se olvide quien es, y cuide a sus clientes, con precio, servicio y producto.....cuidado con el apalancamiento financiero...no es el mejor momento. Por otro lado, no me extrañaría nada que dentro de muy poco, tengan que dar los cochinos a precios de derribo. Tiempo al tiempo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: