Luctuosa marcha del Cristo de la Liberación

El Cristo de la Liberación, a hombros por Salamanca (Foto: Arai Santana)
Ver album

Íntima y recogida, así ha sido la procesión de la hermandad salmantina del Amor y de la Paz en la madrugada del Sábado Santo. 

La Hermandad del Cristo de la Liberación, del Santísimo Cristo del Amor y de La Paz ha procesionado por el centro de la ciudad desde su salida del Colegio Arzobispo Fonseca en la madrugada de este sábado a partir de las 00.30 horas.

 

El olor a incienso ha impregnado a todos los devotos del Cristo que se han agolpado a su salida y por el recorrido. El acompañamiento musical está formado por un coro cisterciense que interpreta motetes fúnebres en cada parada, el Trío Musical Christus y dos tambores.

 

 

Tras su traslado desde el cementerio municipal en fechas previas a la Semana de Pasión, ha salido de las dependencias universitarias para recorrer las calles Cuesta de San Blas, Fuentecilla de San Blas, Cervantes, Serranos, Traviesa, Libreros, Tavira, Plaza Juan XXIII, Benedicto XVI, Francisco Vitoria, Rúa Antigua, Compañía, Cañizal, Tahonas Viejas, Ancha, Ramón y Cajal, Fonseca y, de nuevo, entrada en el Colegio Arzobispo Fonseca.

 

La talla del Cristo de la Liberación es obra de Vicente Cid Pérez, en 1988, y muestra a Jesús yacente, que desfila sobre sencillas parihuelas con faldillas de terciopelo negro, un paso lúgubre y adecuado al dolor que representa la marcha.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: