Los viajeros del autobús urbano aumentan en un 8,9% en el primer trimestre del año

Un bus urbano saliendo de la parada de Gran Vía.

Las líneas nocturnas y la línea entre Huerta Otea y San José registraron el mayor crecimiento.

Un total de 3.294.300 personas utilizaron el autobús urbano durante los tres primeros meses del año, 268.875 más que el año pasado en el mismo periodo, lo que supone un incremento del 8,9% en el número de viajeros. El número de viajeros se incrementó en un 6,9% en el conjunto de España y en un 3,2% en Castilla y León.

 

Así se desprende de la estadística facilitada por la empresa concesionaria ‘Salamanca de Transportes, que recoge crecimientos en todas las líneas salvo en los servicios especiales.

 

El mayor incremento se produjo en la línea que cubre el trayecto entre Huerta Otea y San José, que registró un aumento de 25.629 usuarios, un 19,7% más que en los tres primeros meses de 2016.

 

A esta, por orden, le siguen las líneas nocturnas (ruta Norte y ruta Sur) con un aumento del 15,6% y 15,5% respectivamente; la línea entre el Campus Unamuno y Prosperidad (L-7), con un 15,5%; la línea que realiza el trayecto entre Ciudad Jardín y Los Alcaldes (L-5), con un 10,4%; y la línea Pizarrales-San Julián (L-2), con un 9,9%.

 

Por número de viajeros, entre los meses de enero y marzo, la línea que recorre el trayecto entre el Cementerio y Los Toreses (L-4) fue la que más usuarios registró con 464.390; seguida de las líneas Garrido – San José (L-3, 426.119), Capuchinos – Zurguén (L-9, 356.417), Cipreses – Buenos Aires (por hospitales, L-11, 281.574) y Pizarrales – San Julián (L-2, 265.168).