Los veranos del futuro en Salamanca: hasta 43 grados y olas de calor de dos semanas

Ver album

El cambio climático prolongará el clima de verano más 10 días en la provincia, las máximas serán muy superiores y los los episodios de calor, interminablesnae.

Los más de 36 grados que han marcado los termómetros en los últimos días en Salamanca en la primera ola de calor del verano nos parecen asfixiantes, pero ¿y si fueran site grados más? ¿Y si las olas de calor fueran eternas, de hasta dos semanas? Todo esto podría ocurrir en 2050 por el efecto del cambio climático en la provincia: los veranos de dentro de 30 años serían un infierno.

 

Así lo cree, al menos, la web especializada eltiempo.es, que ha hecho un estudio sobre los principales cambios en el clima durante el verano dentro de 30 años. El informe alerta de que si no se limita el calentamiento global del planeta a un aumento de 1,5 grados centígrados y se excede notablemente ese umbral podría tener graves consecuencias en algunas regiones españolas en las próximas décadas. En concreto, se refiere a efectos como la dificultad de conciliar el sueño por el aumento de las noches tropicales, el aumento de la temperatura media o las inundaciones por las fuertes precipitaciones, son solo algunas de ellas.

 

Según el estudio, los veranos en España dentro de 30 años podrán registrar olas de calor con temperaturas de hasta 50 grados centígrados, sequías y lluvias torrenciales y las noches tropicales podrían alargarse más de dos meses en puntos del Mediterráneo, Sevilla, Cádiz y en la ciudad autónoma de Melilla. Estos efectos del cambio climático podrían agravarse incluso si se produce la tasa más alta de contaminantes y forzamiento radiactivo, es decir, un escenario más pesimista.

 

En el caso de Salamanca, los veranos del futuro se resumen en las siguientes cifras. Temperaturas máximas: hasta 43 grados en el escenario más ardiente de cambio climático, con los 37 grados como temperatura de base de las olas de calor. Temperaturas mínimas: pasarían de 13 a 15 grados de media. Noches tropicales, esas en las que el termómetro no baja de 20 grados y es imposible dormir: de los tres actuales a un total de diez cada verano. Lo peor es que en el año 2010 el número de noches tropicales podría llegar a las ¡30 cada verano! Duración del verano: el clima veraniego se prolongaría en Salamanca hasta 13 días más.

 

El verano del futuro en España

En su predicción, la web eltiempo.es apunta que los veranos en 2050 estarán marcados por temperaturas muy altas, con una estación "sumida en una ola de calor" con valores que podrían alcanzar "fácilmente" 42ºC en Madrid, 44ºC en Bilbao, 45ºC en Valencia y Santa Cruz de Tenerife, y hasta 49ºC se podrían alcanzar en Sevilla y en Córdoba.

 

Además, añade que la tendencia es que las olas de calor aumentarán su frecuencia e intensidad y que los valores estarán por encima de umbrales actuales de ola de calor. De hecho, también es previsible que el aumento de las temperaturas eleve el umbral para que se considere ola de calor. El estudio expone que mientras en Madrid en 2020 hay que superar los 39ºC para que se considere ola de calor, pero dentro de 30 años ese valor será "más habitual" y habrá que sobrepasar los 39ºC y los 43ºC en zonas como el valle del Guadalquivir.

 

En ese momento también se agravará la duración de las olas de calor, si bien en la actualidad las olas de calor más largas duran una semana en Madrid, Barcelona o Baleares, estas podrían llegar a los 11-13 días en 2050. Las más dilatadas podrían extenderse unas dos semanas en puntos del interior peninsular y superar los 20 días en el litoral mediterráneo.

 

La definición de ola de calor establece que como mínimo durante tres días se tienen que superar en el 10 por ciento de las estaciones el percentil 95 de la serie de temperaturas máximas de los meses de julio y agosto. Desde 1975 se han dado 57 olas de calor en España y la tendencia es que aumenten de frecuencia e intensidad.