Los vecinos del Corona Sol irán al juzgado para solicitar el cierre del hotel si el Ayuntamiento no lo hace
Cyl dots mini

Los vecinos del Corona Sol irán al juzgado para solicitar el cierre del hotel si el Ayuntamiento no lo hace

Los vecinos, que han recibido con tibieza y escepticismo el acuerdo de pleno, irán al juzgado a pedir que se cumpla la legalidad si el consistorio no llega a actuar.

El inédito acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Salamanca en torno a una moción sobre el polémico hotel Corona Sol abre la puerta a una solución municipal, pero ni es la que más convence a los vecinos ni es la única vía. La moción aprobada, la primera sobre este tema que tiene el respaldo de todos los partidos, habla de restaurar la legalidad del edificio "en cuanto reciba la resolución, procederá a tomar las medidas necesarias" y el concejal de Fomento del PP, Daniel Llanos, ha asegurado que se "se exigirá a la empresa propietaria la restauración de la legalidad". Y si no es por la vía municipal, será por la judicial

 

Esta es la intención de la asociación Avemur, que agrupa a los vecinos afectados desde hace cerca de 11 años por una construcción que, a la postre, y tras una larga lucha en los juzgados, tiene anulado prácticamente todo su sustento urbanístico: nueve sentencias favorables a los vecinos han acabado con la nulidad de las licencias necesarias para estar abierto. Fuentes de la asociación aseguran que, como es habitual, van a esperar a que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto, y cumpla con su reciente compromiso. Pero no van a quedarse de brazos cruzados.

 

Según explican, van a proceder como es costumbre. Hay que esperar a que el TSJCyL comunique la firmeza de la nulidad de la licencia ambiental al Ayuntamiento de Salamanca y, a partir de ahí, aguardarán a que el consistorio tome alguna medida, para lo cual vigilarán a través de su defensa jurídica los pasos que se den. 

 

Pero es que, además, tienen decidido que, en caso de que el Ayuntamiento no lo haga, solicitarán en los juzgados la ejecución de sentencia. En este caso, y sin licencia ambiental (y anulada también las de ocupación y cambio de uso), solicitarán el cierre del edificio y que no se puedan realizar actividades en el mismo. Y, de manera ulterior, que se reparen las irregularidades detectadas, caso de las chimeneas, los estractores de aire o el exceso de edificabilidad.

 

Los vecinos han recibido con tibieza el acuerdo del pleno, a pesar de que supone la primera vez que todos los partidos representados en el Ayuntamiento, y como primicia el PP, han aprobado el texto en el que el consistorio se compromete restaurar la legalidad urbanística en el caso de este edificio. Con todas las licencias anuladas y rechazada una modificación del PGOU 'a medida' para legalizarlo, esto pasa por devolver las características del edificio a la situación de legalidad; el punto de partida, sin licencias, obligaría a cerrar, precintar o clausurar.

Noticias relacionadas