Los vecinos de Huerta Otea contarán con una nueva plaza con zonas verdes y de juegos antes de las elecciones
Cyl dots mini

Los vecinos de Huerta Otea contarán con una nueva plaza con zonas verdes y de juegos antes de las elecciones

Nuevo parque en Huerta Otea

El proyecto, presupuestado en 348.000 euros, se analizará este martes en la Comisión de Fomento para su aprobación y con la intención de finalizar en 2019.

Salamanca contará con una nueva plaza de 4.000 metros cuadrados en el barrio de Huerta Otea con espacios de ocio, zonas verdes, áreas de juegos, espacios deportivos, gradería y un parque canino.

 

El proyecto, presupuestado en 348.000 euros, se analizará este martes en la Comisión de Fomento para su aprobación y con la intención de finalizar en 2019.

 

La urbanización de este terreno, que actualmente se encuentra en tierra y sin uso, está enmarcada en el compromiso del Gobierno Municipal de incrementar los espacios de convivencia para niños, jóvenes, adultos y personas mayores, y hacer de Salamanca una ciudad "más habitable".

 

 

Además, esta iniciativa responde a una demanda vecinal y se ha redactado en colaboración con la asociación de vecinos del barrio, quienes han planteado sus sugerencias y mejoras al Consistorio.

 

Así, la nueva plaza contará con un parque, espacios para el descanso, gradas con escenario, áreas de juegos, zonas deportivas y un recinto cerrado para perros, así como con un paseo en diagonal, de 500 metros cuadrados, dotado de fuente, bancos y un circuito biosaludable con ocho aparatos de ejercicio al aire libre.

 

 

Igualmente, se habilitará un espacio de 498 metros cuadrados para el descanso y el juego, con una "gran" estructura de sombra bajo la que se colocarán bancos y juegos tradicionales de como el ajedrez, el tres en raya o la rayuela.

 

ESPACIOS DEPORTIVOS

Con el fin de facilitar la práctica deportiva, el Ayuntamiento prevé incorporar una pista de minirunnig, con un circuito circular de dos calles para la carrera de los 100 metros.

 

Asimismo, se crearán dos zonas, divididas por el paseo que cruza el parque, con una superficie total de 1.438 metros cuadrados en la que se plantarán 63 árboles de seis especies diferentes.

 

Los niños tendrán zonas adaptadas con vallas, suelo de caucho de colores y juegos infantiles para los menores de tres años, y otra que contará otros juegos.

 

Este nuevo espacio también incluirá un graderío, con capacidad para 200 personas, un escenario para espectáculos y dos mesas de ping pong; mientras que las mascotas dispondrán de un espacio cerrado de más de 500 metros cuadrados para su esparcimiento.