Los vecinos de Fuentes de Béjar salen a la calle para protestar por el guardarraíl que parte su pueblo en dos
Cyl dots mini

Los vecinos de Fuentes de Béjar salen a la calle para protestar por el guardarraíl que parte su pueblo en dos

150 vecinos se han manifestado esta tarde para exigir medidas de seguridad tras instalarse un quitamiedos que impide pasar de un lado al otro del pueblo. Su protesta alcanza el ámbito nacional.

Los vecinos de Fuentes de Béjar, el municipio partido en dos por un quitamiedos, se han manifestado esta tarde de jueves en la carretera comarcal que centra sus protestas, la DSA-250. Unos 150 vecinos (el municipio tiene 200 censados) se han concentrado para protestar por la situación de inseguridad que genera en el pueblo el paso de una travesía en la que, según aseguran, no se respetan los límites de velocidad. Una reivindicación que ha tenido eco nacional con la presencia de una televisión, Cuatro, de ámbito estatal.

 

La solución reciente ha sido poner un guardarraíl al final de la calle Eras, una de las que sirve para cruzar de un lado al otro de la comarcal, lo que ha dejado viviendas y fincas aisladas ya que no es posible circular: el quitamiedos instalado lo impide. Los vecinos han llevado incluso ganado a la protesta para visibilizar una de sus quejas: el guardarraíl impide pasar con coches, pero también a personas y ganado.

 

La solución es provisional, adoptada por la Diputación de Salamanca, titular de la carretera, tras haber llevado el pueblo el asunto al Procurador del Común. En su resolución, el órgano pidió una solución a la Diputación, en forma de medidas para reducir la velociad, ya fuera con 'guardias tumbados' o de otra forma. La institución provincial asegura que no se pueden poner esas piezas para rebajar la velocidad y ha optado por cortar el paso.

 

Los vecinos, con su alcalde a la cabeza, se han concentrado pidiendo lo mismo que solicitan desde hace meses: medidas de seguridad para que la travesía de la DSA-250 por el pueblo no sea un peligro. Entre otras, plantean un radar de velocidad o instalar un semáforo de los denominados 'foto rojo', es decir, que se ponen en rojo cuando se supera una velocidad determinada. Sus protestas han sido objeto de atención de cadenas nacionales de televisión, una de las cuales ha acudido en directo al municipio esta tarde.

Noticias relacionadas