Los vecinos de Buenos Aires, "hartos de promesas", solo piden "hechos, no palabras"

Imagen de la concentración que ha tenido lugar en la rotonda del final del barrio de Buenos Aires (Foto: I. C.)
Ver album

Durante la concentración que han llevado a cabo, han cortado el tráfico de la última rotonda del barrio bajo el lema: "Ni indiferencia, ni espectáculo".

Las cuatro asociaciones del barrio, agrupadas bajo la dirección del párroco de Buenos Aires, Emiliano Tapia, han vuelto a salir a la calle para volver a poner de manifiesto el grave problema con el que viven: la violencia y el narcotráfico.

 

Bajo el lema: "Ni indiferencia, ni espectáculo", los vecinos han cortado todos los accesos a la rotonda del barrio que conecta las autovías durante media hora. Representantes de PSOE, Ganemos, Ciudadanos o Podemos han querido acompañar a los afectados en sus reivindicaciones.

 

Por su parte, la presidenta de la asociación de vecinos de Buenos Aires, Eloina Robledo, quiso dejar claro que ya estaban "hartos de promesas y reuniones" y querían "hechos", apuntando directamente a la responsabilidad de Ayuntamiento, Junta y Subdelegación del Gobierno. "Deben afrontar el problema social que tiene el barrio porque se ha convertido en un gueto imprevisible", aseguran y subrayan "el narcotráfico está destruyendo vidas, colectivos, personas y familias", lamentan.

 

De hecho, el propio Emiliano Tapia asegura que una de las únicas soluciones sería "tirarlo todo" y dispersar a esa población para después hacer un seguimiento social. Sin embargo, "nadie se atraverá a hacerlo".

 

Cerca ya de "tirar la toalla", muchos vecinos se mostraban resignados casi ante los problemas del barrio.