Los últimos metros de la próxima calle 'sin coches' de Salamanca y modelo de las futuras peatonalizaciones
Cyl dots mini

Los últimos metros de la próxima calle 'sin coches' de Salamanca y modelo de las futuras peatonalizaciones

La calle Ancha está casi terminada: pasa a plataforma única y se eliminan los pocos aparcamientos que quedaban. Ya es de acceso restringido, pero no tiene el tráfico cerrado, y falta saber si se tomará alguna medida más porque es muy concurrida por colegios y conservatorio.

Quince metros. Esto es lo que le queda a la reforma de la calle Ancha, la próxima calle peatonalizada de Salamanca y modelo de las peatonalizaciones futuras para las que ya hay cuatro proyectos en marcha. La obra, que se ha demorado para no tener cerrado un gran garaje comunitario más tiempo de lo imprescindible, afronta sus últimas fechas a falta de la colocación de los últimos metros de adoquines en la confluencia entre la subida por Ramón y Cajal y la llegada desde la plaza de las Agustinas, algo en lo que ya se está trabajando.

 

Todavía cerrada en su entrada y con vallado en su recorrido, ya se puede apreciar como ha quedado la reforma. Ya están instalados los bancos y el mobiliario urbano, terminados los parterrres previstos (que sustituyen a los antiguos vallados), plantados los arbolitos previstos (27 en dos líneas) y ejecutada la plataforma, que ya alcanza hasta la entrada del citado garaje. La calle pasa de calzada asfaltada y aceras sobreelevadas a calzada única en adoquín. Y, lo más importante, pierde los (pocos) aparcamientos que tenía en uno de los lados.

 

El motivo es que esta calle será de carácter peatonal, aunque no se cerrará completamente al tráfico. Compatibilizará el uso peatonal con un carril central adoquinado que posibilite el acceso restringido de vehículos a los residentes en la zona que ya es una zona restringida a la circulación, con cámaras de acceso. Esta calle que ya fue limitada a 20 y en la que se instalaron elementos para reducir la velocidad, pero que siempre ha sido de gran afluencia al tener cerca colegios o el conservatorio: habrá que ver si ese uso sigue siendo posible a partir de ahora.