Los últimos inviernos de calefacción central en Salamanca: las fechas para sustituirlas en 37.000 viviendas
Cyl dots mini

Los últimos inviernos de calefacción central en Salamanca: las fechas para sustituirlas en 37.000 viviendas

La inexorable sustitución de las calefacciones centrales sigue adelante y esta será su última temporada en muchos casos: antes de marzo de 2023 tendrán que sustituirse todas, salvo excepciones.

Las calefacciones centrales agotan sus últimos inviernos en Salamanca. De hecho, este que arranca ahora con el encendido de 'calderas' va a ser el último de servicios centrales para muchas viviendas y ninguna llegará más allá de marzo de 2023, salvo excepciones. Eso supone cambios para las cerca de 37.000 viviendas del parque inmobiliario de Salamanca que todavía tienen calefacción central, y van a ser casi inmediatos.

 

Desde hace unos años la administración ha decidido poner coto a estas calefacciones. Para ello, se ha establecido un calendario con fechas tope para que las viviendas y comunidades afectadas inicien los trámites y tengan finalmente instalados sistemas que permitan contar con contadores individuales.

 

Salamanca se encuentra en la zona climática D según el Código Técnico de la Edificación en España. Según ese mapa, el día 1 de julio de 2021 expiraba el plazo para que los edificios con 20 o más viviendas contaran con un proyecto o presupuesto para el cambio; a partir de ahí contarán con 15 meses para la instalación, con fecha tope el 1 de octubre de 2022.

 

De este modo, todas las viviendas en edificios con 20 o más hogares tendrán que pasarse a contadores individuales antes de un año, con lo que este es su último invierno de calefacción central. Será así en todos los casos, salvo aquellos en los que sea técnicamente inviable o el ahorro económico no compense. Además, si la instalación del edificio es de tipo monotubo en serie quedará exenta de instalar contadores o repartidores de costes de calefacción, y si la instalación es de ventiloconvectores o aerotermos, quedará exenta de instalar repartidores de costes de calefacción, pero continuará teniendo que instalar contadores de calefacción.

 

En el caso de los edificios con menos de 20 viviendas la fecha tope para tener proyecto es diciembre de 2021 y, a partir de ahí, contarán con 15 meses para la instalación. Eso supone que el último día de las calefacciones centrales en Salamanca será el 1 de marzo de 2023, con lo que en algunos casos sobrevivirán un segundo invierno.