Los tres históricos de la noche salmantina que se 'pasan' a los pinchos para poder sobrevivir

Local de copas en el centro de Salamanca.

La posibilidad de abrir pubs y discotecas compatibilizando licencias provoca una avalancha de peticiones entre locales de postín de la noche salmantina.

Un elevado número de locales de ocio nocturno de Salamanca han decidido agarrarse al salvavidas normativo que ha puesto a su disposición la Junta y convertirse, temporalmente, a bares 'normales' para poder abrir. Lo han hecho desde que hace un mes la administración regional permitiera compatibilizar ambas licencias, de local de ocio y de bar sin música, y eso les permite funcionar con las limitaciones actuales, pero al menos están abiertos: sigue prohibida la actividad de pubs y discotecas.

 

En las últimas semanas cerca de 50 locales han pedido este cambio de licencia, y ahora llega una nueva oleada a la comisión informativa de Policía del Ayuntamiento, con algunos muy notables entre los solicitantes. Es el caso de tres clásicos de la noche como Gastby, Garamond y La Hacienda, en plena zona de marcha en el centro de Salamanca, cuyas peticiones de licencia 'C', de bares 'normales' serán debatidas este miércoles.

 

A ellos se suman otra docena de peticiones registradas desde que comenzó octubre y que se pueden consultar en el tablón municipal de edictos. Afectan a establecimientos de calles del centro con bares de copas, como Gran Vía, la plaza de San Julián, Abogados de Atocha, San Justo, Prior... el centro neurálgico de la noche salmantina que se aferra a esta posibilidad para intentar sobrevivir.

 

¿Qué les permite hacer? Pues fundamentalmente abrir, porque como locales de entrenimiento, que es la clasificación de los denominados bares de copas, no puede estar abiertos por las restricciones del Covid, lo que tiene al sector al borde de la desaparición. Ahora, establecimientos con licencia A o B pueden lograr la licencia tipo C, sin cocina, con lo que únicamente podrán servir “comidas frías”

 

El cambio ha sido posible en virtud de la reforma normativa habilitada por la Junta de Castilla y León hace unos días para que los locales de copas, principales damnificados del cierre del ocio nocturno en Salamanca por las restricciones ante el avance del Covid, pudieran tener alguna actividad, una alternativa al cierre y a la más que probable desaparición final de muchos negocios y empleos.

 

El pasado 3 de septiembre, el Consejo de Gobierno aprobaba la modificación de la ley de espectáculos públicos y actividades recreativas de la Comunidad, con el objetivo último de permitir la compatibilidad de actividades en establecimientos e instalaciones destinadas a la celebración de espectáculos públicos y actividades recreativas. De esta manera, por ejemplo, los bares de copas podrían ejercer la actividad de hostelería y restauración lo que les permitiría estar abiertos con los horarios de los locales con licencia de bar convencional

 

Hasta ahora, no resultaba posible compatibilizar en un mismo establecimiento o instalación, con carácter continuado, actividades recreativas con diverso régimen de horario, público o dotaciones. En esta tesitura, el negocio se veía obligado a decantarse por ejercer una única actividad, limitada a la concreta categoría que según el Anexo de la Ley le fuera determinada.

 

Con el cambio aprobado, por tanto, en un mismo establecimiento se podrán ejercer diversas actividades recreativas, siempre que se cumplan las previsiones normativas sobre contaminación acústica, protección de menores y, en su caso, las exigencias sanitarias y de seguridad alimentaria.

 

De esta manera, a modo de ejemplo, siempre que se cumpla con los requisitos y exigencias previstos en la normativa, los denominados bares de ocio nocturno, catalogados como actividades de ocio y entretenimiento, podrían ejercer la actividad de hostelería y restauración, al poder compatibilizar en sus locales sendas actividades.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: