Los trabajadores del transporte sanitario piden un sueldo digno y que se ponga fin a los recortes

Trabajadores del transporte sanitario se manifiestan en Salamanca (Foto: De la Peña)

Lamentan también que no se haya llegado a un acuerdo en el convenio colectivo "por la inaceptable propuesta económica de la patronal".

Trabajadores del transporte sanitario se han concentrado en la mañana de este 5 de abril de 12.00 a 14.00 horas a las puertas del Hospital Virgen de la Vega para protestar ante la empresa que gestiona las ambulancias las condiciones laborales y los recortes sufridos en los últimos años. "Desde que en 2013 la Junta recortó el 5% nuestro salario no se ha vuelto a modificar. Y si ahora los políticos dicen que ya estamos recuperados nos tendrán que subir un 21%, aunque sea paulatinamente", ha explicado el delegado de UGT en Salamanca, José María García Herrero.

 

 

Piden, entre otras reivindicaciones, un sueldo digno y un aumento de los presupuestos que la Junta de Castilla y León destina a la Sanidad pública. "La consejería de Sanidad debe tener claro que los recortes que aplica a este sector no solo afectan a los trabajadores, sino que también van a influir negativamente en los usuarios. Queremos que se negocie la parte social, pero también la económica", ha señalado García.

 

 

Ha señalado además la "insuficiencia de las plantillas" que ha conllevado que los trabajadores se vean obligados a realizar jornadas que "en muchos casos superas las 600 horas extras anuales", que son "retribuidas por debajo de la legalidad y sin ningún tipo de control".

 

La subida salarial propuesta para 2017 es del 0,7%, "y se encuentra muy por debajo del IPC, dejando sin negociar los incrementos para los años sucesivos, el recorte del 5% sufrido en el año 2013 y la congelación salarial en los años 2014, 2015 y 2016". También se ha criticado que el transporte sanitario de Castilla y León sea el peor pagado del país.

 

En Salamanca son más de 150 trabajadores del transporte sanitario los afectados por los recortes y desde los sindicatos se incide en que "en Sanidad no se pueden aplicar recortes a los trabajadores porque son los ciudadanos los que se ven afectados". Por todo ello, han avanzado que volverán a manifestarse el próximo 12 de mayo y que si la situación no cambia los parones comenzarán a ser de 24 horas.