"Los terneros de vida en el campo se buscan debajo de de las piedras"

(Foto: Chema Díez)
Ver album

La mesa de vacuno de vida de la Lonja se Salamanca repite precios. El recinto contó con la presencia de 2.000 animales.

El ganado de vida sigue valiendo su precio en oro en Salamanca y en el campo se buscan hasta debajo de las piedras, tal y como indicaron los ganaderos, y de ahí la repetición final de los precios.

 

Los tratantes aseveraron ante el mercado con más animales (2.000) que se "ha vendido peor por la presencia de más animales, aunque en el campo sí se han vendido bien", dijo José Muñoz. 

 

Asimismo, los compradores indicaron que los cebaderos "tiran un poco para atrás porque el precio de los terneros es muy elevado".

 

Por su parte, los productores siguieron asegurando que en el campo "hay demanda y que se paga mucho por los terneros, aunque en el mercado ha habido más animales y eso siempre retrasa. Pero los terneros en el campo se buscan hasta debajo de las piedras".

 

"El mercado ha sido raro y al haber más ganado las ventas son más lentas, pero se ha vendido todo", afirmaron con rotundidad.

 

"Hoy ha sido un gran mercado para el comprador y malo para el vendedor. Mal mercado hoy en Salamanca", indicó Emilio Bullón.

 

Así, en la ronda de cotizaciones, los tratantes pidieron una repetición de los precios, al igual que los ganaderos, decisión final para hembras y para machos.

 

MESA DE DE VACUNO DE CARNE

 

Por su parte, la mesa de vacuno de carne optó por una repetición de los precios por una semana estable en todos los aspectos, por lo que no hubo movimiento en los precios.

 

Así, los ganaderos apuntaron hacia una estabilidad de los precios y de las ventas en un mercado que no admite movimientos.

 

Los compradores, por su parte, indicaron exactamente lo mismo, con una semana más estable y sin más movimiento por lo que los precios no deben moverse.

 

En la ronda de cotizaciones, ambos sectores demandaron una repetición de los precios, opción final que tomó la mesa.