Los sueldos de los asalariados salmantinos vuelven al nivel precrisis después de una década completa
Cyl dots mini

Los sueldos de los asalariados salmantinos vuelven al nivel precrisis después de una década completa

Fotos: Arai Santana

El salario medio vuelve a subir en 2018 y termina de recuperar el nivel máximo de 2009. La brecha entre mujeres y hombres, casi 4.000 euros al mes. Banca y minería, lo mejor pagado; servicios, lo peor.

Cuando ya empiezan a sonar los avisos de una nueva recesión, la economía salmantina todavía no se ha recuperado de algunos de los efectos de la 'otra' crisis, la de la 'burbuja inmobiliaria' y la deuda soberana que arrastraron al país al endeudamiento, los recortes y la destrucción de empleo. Y si hay algo en lo que todavía se nota es en los salarios, por más que el sueldo medio de los salmantinos haya subido en los últimos años.

 

Así se desprende de los últimos datos de la Agencia Tributaria sobre lo que ganan los asalariados en la provincia de Salamanca. La estadística está elaborada con las cifras de la declaración del IRPF de 2018 y demuestran que todavía queda algo por recuperar de los niveles previos a la crisis.

 

Según los datos publicados por la Agencia Tributaria, el sueldo medio en 2018 de un asalariado salmantino fue de 18.647 euros al año, según las declaraciones de la renta de 130.289 asalariados aquel año. La nómina total supera los 2.429 millones de euros. Sin embargo, esa nómina está todavía por debajo de sus niveles más altos, alcanzados en el año 2008, cuando estalló la 'burbuja' inmobiliaria y empezó a arrastrar la economía. Entonces había 12.000 asalariados más que Salamanca ha perdido estos años y entre todos los asalariados de la provincia declaraban más de 2.608 millones de euros.

 

Lo que sí se ha recuperado es el sueldo medio, aunque el pasado 2018, después de diez años, se volvió a poner por encima del salario medio de antes de la crisis por primera vez. El salario más habitual llegó en 2009 a su máximo en Salamanca con 18.468 euros, se mantuvo en ese nivel desde 2018 a 2011 y después empezó a caer hasta su mínimo, en 2014, con 17.605 euros. A partir de ahí ha iniciado una tímida recuperación que lo llevó por encima de los 18.000 euros en 2017 y a los 18.647 euros al año en 2018, su cifra más alta desde la crisis.

 

 

Las mujeres, casi 4.000 euros menos

 

En todo caso, eso es así en términos medios, pero todavía hay mucho que mejorar. En primer lugar, la brecha salarial sigue siendo amplia. Según los datos de la Agencia Tributaria, los salarios de hombres y mujeres en Salamanca están separados por casi 3.700 euros de diferencia al año. El salario medio de los hombres es de 20.382 euros y el de las mujeres, 16.651 euros.

 

Además, hay una amplia parte de la población que es menos que mileurista. Un total de 9.940 de los 130.000 asalariados cobra el SMI (900 euros brutos al mes) o menos al cabo del año, y 2.160 cobran incluso la mitad de ese salario.

 

 

Banca y energía, agua y minas, los mejor pagados

 

Además, hay diferencias sustanciales según el sector en el que se trabaje. Un asalariado del sector mejor pagado y uno del peor pagado están separados por nada menos que 20.000 euros. El sector con los salarios más altos en Salamanca es el bancario con 30.935 euros al cabo del año; le siguen la industria extractiva, la energía y el agua, con 24.761 euros; y los servicios sociales con 23.599 euros, según los datos de la Agencia Tributaria.

 

En el lado contrario están los asalariados del sector servicios y ocio, con 9.502 euros al año, los trabajadores en nómina de la agricultura (12.582) y los servicios a empresas, con 13.900 euros al cabo del año.