Los sindicatos de Justicia llaman a la movilización sin excluir la huelga general

El día 21 a las 12 horas se concentrarán frente a los Juzgados de la capital charra en la Plaza de Colón.

"Han pasado más de 10 días desde que se presentaron cerca de 10.000 firmas al Ministro de Justicia solicitando la apertura de la mesa de negociación. Han pasado más de 3 meses desde que los cuatro sindicatos presentamos al Ministerio un escrito con una tabla reivindicativa pormenorizada que afecta a todos los Cuerpos de Justicia desde Letrados hasta Cuerpos generales y especiales. Mientras tanto el Ministerio sigue dando la callada por respuesta a las justas reivindicaciones de los funcionarios de Justicia del ámbito del ministerio no cumple con los acuerdos de 2015 y machaca a los Juzgados creando juzgados sin medios, imponiendo un modelo de oficina judicial y fiscal rígido y derrochando el dinero en una tecnología que no sirve para ayudar sino para ahogar aún más a los órganos judiciales y fiscales", aseguran CSIF, STAJ, CCOO y UGT.

 

"Una mesa de negociación que se hace imprescindible para acabar con la grave discriminación salarial que sufren los funcionarios y funcionarias de Justicia del ámbito del Ministerio que alcanza la diferencia salarial de 500 euros al mes en el complemento específico por pertenecer a los mismos cuerpos nacionales, asumir las mismas responsabilidades, realizar las mismas funciones y acceder a estos cuerpos por la misma vía", añaden.  

 

Además de la revisión al alza del complemento específico, entre otras reivindicaciones piden:

 

  • Recuperación del complemento de violencia sobre la mujer y establecimiento de complementos en otros órganos especializados.
  • Revisión de la normativa de guardias e incremento de las retribuciones por este concepto.
  • Revisión de la retribución por insularidad.

 

Por otro lado, aseguran que "la implantación a las bravas de la oficina judicial y fiscal, así como del expediente digital están causando más problemas que beneficios a la prestación del servicio público. La primera se trata de una operación cosmética que lleva al absurdo de crear oficina judicial donde sólo hay un Juzgado o a crear servicios comunes con tres funcionarios de auxilio. La segunda, se trata de una operación de despilfarro de dinero público en un proyecto llamado Justicia digital que se desarrolla sobre unos programas claramente obsoletos en su diseño y concepción, carentes de compatibilidad salvo que se recauchuten y parcheen continuamente y limitados en su capacidad".

 

Por todo lo anterior, los sindicatos aseguran que "hay motivos para salir a la calle en defensa de nuestra dignidad y de nuestros derechos y si quieren huelga, la tendrán".