Los sindicatos anuncian "presión social" por la subida de salarios en la manifestación del 1 de mayo
Cyl dots mini

Los sindicatos anuncian "presión social" por la subida de salarios en la manifestación del 1 de mayo

José Luis Hernández Rivas (UGT) y Emilio Pérez (CCOO).

La mejora salarial, principal tema de la movilización del 1 de mayo. "No vamos a firmar ningún convenio colectivo que no garantice un incremento de los salarios", aseguran.

El 1 de mayo de este año tendrá en Salamanca un 'leit motiv' especial: la mejora de los salarios. Y los sindicatos anuncian una Primavera con más "presión social" en las calles a imagen de lo ocurrido con las pensiones o con la huelga feminista del 8 de marzo para conseguir que los convenios colectivos reflejen subidas salariales que permitan a los trabajadores recuperar el poder adquisitivo, poner freno al empleo precario y poco estable y buscar la igualdad salarial entre mujeres y hombres. Estos son los objetivos marcados por los secretarios de CCOO, Emilio Pérez, y UGT, José Luis Hernández Rivas, convocantes de la principal manifestación que parte a las 12.00 horas de la Gran Vía.

 

CCOO y UGT han denunciado la baja calidad del empleo que se genera en Salamanca en la actualidad, pináculo de un mercado laboral con graves problemas. El último dato de la EPA, con un marcado aumento del paro, el hecho de que el 48% de los parados no tenga prestación, los 9.000 hogares en los que nadie trabaja, la condena de los parados de larga duración que no logran volver a tener un empleo... son los importantes problemas, frente a las cifras oficiales de mejora del desempleo.

 

Para frenar esta situación, los sindicatos creen imprescindible que la recuperación económica de la que se habla se traslade a los salarios. "No vamos a firmar ningún convenio colectivo que no garantice un incremento de los salarios", ha dicho Pérez, que considera que en los años peores de la crisis se quiso vincular la mejora salarial a la productividad, es decir, a los beneficios y que ahora que los hay "encontramos una patronal que se niega" a pesar de los 36.000 millones de beneficios de las empresas. "Vamos a reclamar el crecimiento que conlleva el reparto y el equilibrio de estos beneficios", ha dicho.

 

Los sindicatos advierten que usarán un instrumento que se ha mostrado eficaz: las movilizaciones. Como ha ocurrido con las pensiones o con la huelga del 8 de marzo, creen demostrado que la presión en la calle funciona y aseguran que espera una Primavera de "presión social" para conseguir la mejora en los salarios que exigen, la estabilidad laboral, el empleo de calidad y la igualdad entre mujeres y hombre a nivel laboral.