Los senadores salmantinos del PP afirman que las reformas del Gobierno "están dando sus frutos"

Los senadores Julián Lanzarote y José Muñoz.

Los senadores indican que hay que perseverar en el camino que marcan las reformas y que el Gobierno está removiendo todos los obstáculos para crear empleo y permitir el crecimiento de la economía española.

“La frase del Presidente de la Comisión Europea, Durão Barroso Mientras que el año pasado había un drama en España, hoy ese drama ya no existe describe la evolución de nuestra situación económica”. Así lo ha asegurado en la mañana de hoy José Muñoz, senador salmantino y presidente de la Oficina Parlamentaria, quien ha valorado los últimos datos económicos conocidos tras la comparecencia del presidente Rajoy en la reunión de Grupo del Partido Popular en el Senado. En referencia a estas cifras, el José Muñoz ha puesto de manifiesto que el Plan Nacional de Reformas del Gobierno de España se adelanta a las recomendaciones de la Comisión Europea y que el Gobierno está removiendo todos los obstáculos para que la economía crezca y se genere empleo.

 

En este sentido, José Muñoz ha insistido en que el programa de su grupo político “tiene como objetivos crecer, crear empleo y aumentar el bienestar de los españoles, realizando para ello el diagnóstico preciso de la situación española y aplicando, después, las medidas más oportunas”. Entre estas medidas se encuadran la eliminación del déficit (mediante la Ley de Estabilidad Presupuestaria), la disminución de la inflación, el descenso de la deuda exterior y la creación de un sistema económico equilibrado. El senador salmantino ha afirmado que los esfuerzos realizados por los españoles no han sido estériles, como lo demuestra la reducción del déficit del 9 al 7 % (un objetivo que también han cumplido las Comunidades Autónomas). España cuenta en sus arcas con 50.000 millones de euros más: 20.000 por nuevos ingresos y 30.000 por la disminución de los gastos, según explicó José Muñoz.

 

La situación económica parece haber cambiado de tendencia: “Hace un año Europa pedía la intervención de España pero a día hoy, en cambio, España ha recuperado la credibilidad y la confianza de los inversores. Gracias a una agenda reformista efectiva, tenemos ya un superávit en la balanza comercial con los mejores datos desde 1971, la deuda externa está bajando, ya no se habla de prima de riesgo y se está frenando la destrucción de empleo”, afirmó José Muñoz. En este sentido, el también senador Julián Lanzarote, dijo que ahora la deuda se coloca con alta demanda pero a menores tipo de interés; frutos de la mayor confianza en los mercados, “podemos afirmar que ya se ha conseguido la financiación para el 60 % del débito para 2013, una situación que contrasta claramente con la de hace año y medio”, según Lanzarote. Ante esta situación, José Muñoz indicó que “ahora es España quien puede reclamar a Europa, como así lo está haciendo el Gobierno, que haga los deberes”, entre los que se encuentran reformas estructurales, medidas de cohesión (por ejemplo, conectar la red eléctrica española a la francesa), la unidad bancaria y fiscal, políticas de crecimiento económico conjunto, mayor agilidad en los planes contra el paro juvenil, las facilidades del crédito y una mayor actividad del Banco Central Europeo.

 

Aunque según José Muñoz aún queda mucho por hacer, las reformas del Gobierno están dando resultados positivos y prueba de ello son los signos que se evidencian, como el número de exportaciones que siguen creciendo y el aumento de las contrataciones durante este mes. Por ejemplo, según el presidente de ANFAC, España es, después de Alemania, la mayor potencia en fabricación y exportación de automóviles de Europa. Lanzarote apuntó otro dato: ha aumentado un 7,2 % el índice de producción industrial. De hecho, Lanzarote reconoció que algunas medidas han sido incluso en contra del ideario del Partido Popular, pero que eran necesarias “para detener la profunda hemorragia que no dejaba crecer al país”.

 

Los dos senadores han indicado que, aunque la calle no vea aún las reformas, hay signos de una anticipación del crecimiento económico que indican que vamos por el buen camino, razón por la cual seguirán con sus políticas, que tienen como ejes el Plan de Estabilidad Presupuestaria y el Plan de Reformas. Dos documentos que ya han sido enviados a la Unión Europea para su estudio, indicando que acepta el 2,7 % de déficit para 2016; esa suavización en el control del déficit supondrá para los españoles unos 18.000 millones de euros menos de esfuerzo económico.

 

Empleo

 

Los senadores salmantinos se alegraron por el descenso de 98.265 personas en el mes de mayo. Una cifra que triplica la bajada producida en 2012 y que casi duplica la media obtenida en todos los meses desde mayo de 1997. El paro descendió en todos los sectores productivos, tanto en hombres como en mujeres; datos que, en nuestra provincia, suponen 655 desempleados menos (en el tercer mes consecutivo de descenso del paro en nuestra provincia). La cifra de jóvenes en paro también ha disminuido un 6,59 % entre mayo de 2012 y mayo de 2013.

 

Para mejorar el empleo, el Gobierno quiere sacar adelante la Ley de Apoyo al Emprendedor, cuyos objetivos, según Lanzarote, serán liberalizar al pequeño y mediano emprendedor para ayudar a crear empleo. Para ello, entre otras medidas, se facilitarán los trámites y normas con la Administración y cabrá la posibilidad de pagar el IVA después de haber cobrado las facturas. De esta formas, indicó el senador, se dan facilidades a un colectivo, el de los pequeños y medianos emprendedores, que son quienes crean más empleo.

 

Agenda reformista del Gobierno

 

El esfuerzo reformista del Gobierno, que ha destacado Lanzarote, supone el mayor número de reformas legislativas desde el comienzo de la democracia y va a continuar. Entre las leyes que el grupo popular pretende llevar a las Cortes están la Ley de Reforma Energética (que pretende abaratar el coste del recibo de la luz a costa de los presupuestos del Estado), la Ley de Transparencia, la Ley de Cámaras, la Ley de Unidad del Mercado (para evitar tener 17 mercados “que riñen y pelean entre sí”, en palabras de Lanzarote) y la ya citada Ley de Apoyo al Emprendedor.