Los sanitarios no asistenciales suspenden su encierro y anuncian "medidas más duras"

Representantes de Uscal que se desplazaron hasta la Diputación provincial (Foto: I. C.)

Esta mañana se han reunido con el delegado territorial de la Junta, el alcalde de Salamanca y el presidente de la Diputación.

Los sanitarios no asistenciales encerrados en la delegación de la Junta desde el lunes han finalizado su encierro hoy jueves porque "ya hemos concienciado sobre nuestro problema y vista la cerrazón de la administración, nos tememos que nos obligan a tomar medidas más duras", como anunciaba Elías Gómez, el coordinador de USCAL en Salamanca. "Vamos a endurecer las reivindicaciones a partir de la semana que viene con huelgas y concentraciones", ha subrayado. 

 

"Mientras, para no llegar a eso, estamos hablando con todos los responsables políticos que podemos. Esta mañana nos hemos reunido con el delegado territorial que nos ha dicho que remitiría nuestras peticiones a la viceconsejera de Función Pública, también con el alcalde de Salamanca aunque no tiene competencias en este asunto. Ahora vamos a exponer nuestro problema a Javier Iglesias como presidente de la Diputación", apunta.

 

Para explicar su problema, Gómez asegura: "Somos veterinarios, farmaceúticos, médicos y enfermeros de la administración general de la Junta y pedimos que se nos equipare el trato a los sanitarios del Sacyl. Somos los sanitarios no asistenciales, los que nos ocupamos de prevenir, del agua potable, de los alimentos, de los aparatos de aire acondicionado... somos los que inspeccionamos los centros sanitarios, clínicas y consultorios, así como los medicamentos. Estamos muy discriminados y la viceconsejera de Función Pública se ha enrocado en que somos administración especial y no sanitaria".

 

Además, desde la Unión Sindical de Castilla y León (USCAL) piden, además, un "sistema de acceso por concurso u oposición, porque hace diez años que no se hay pruebas de acceso. Hay interinos que llevan más de 20 años trabajando para la administración. Pedimos el reconocimiento de la carrera profesional sanitaria para nuestro colectivo". 

 

Éste es, según Elías Gómez, un "problema social que afecta a 56 familias de la capital y la provincia. Queremos incidir en drama social de personas que llevan toda la vida trabajando para la Junta y que si ahora hay una oposición libre en la que no se reconoce la experiencia, se ven abocados al paro con 53 años y probablemente no tengan más oportunidades laborales".

Noticias relacionadas