Los 'sanchistas' preparan una candidatura para relevar a Fernando Pablos en octubre

Fernando Pablos, votando en las primarias de este domingo en el PSOE.

La victoria de Pedro Sánchez revoluciona a su red de apoyos en Salamanca, que quiere la dimisión inmediata de Pablos y esboza un proyecto para sustituirle. El secretario general no se plantea renunciar ahora y tiene decidido marcharse en el próximo congreso provincial.

EL 'CONGRESILLO'

 

La elección del secretario general del PSOE, que culminó el domingo con Pedro Sánchez como ganador, dará paso a otra pugna, la de la elección de los delegados al 39 Congreso Federal. Se trata de la elección de representantes en las asambleas locales, que se hace esta misma semana, a partir del miércoles. Para ello, se celebrarán las asambleas municipales o de distrito, los denominados 'congresillos', y después las comisiones ejecutivas provinciales e insulares y autonómicas uniprovinciales deberán convocar su congreso extraordinario para la elección de delegados/as. Estos delegados tendrá la última palabra para la ratificación del secretario general elegido este domingo o la composición del resto de órganos federales, la Ejecutiva y el Comité Federal. En el caso de Salamanca, se eligen cinco y habrá que ver si hay más de una lista, si hay pugna por los puestos o si se hacen listas de unidad.

El día después de la victoria de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE ha dejado una profunda satisfacción en el grupo de trabajo que ha impulsado su campaña en Salamanca. Pero el próximo regreso de Sánchez a la secretaría general también ha revolucionado a sus numerosos apoyos que piensan ya en trasladar a los órganos provinciales la representatividad que le corresponde a la corriente ganadora de las primarias. Para ello van a tener oportunidad desde esta misma semana con la celebración del 'congresillo' del que deben salir cinco representantes para la asamblea nacional que debe ratificar a Sánchez. Sin embargo, desde sus filas en Salamanca miran ya al congreso provincial.

 

Es en este congreso donde quieren desembarcar con el objetivo de relevar al actual secretario provincial, Fernando Pablos. De hecho, desde las filas 'sanchistas' se plantean si Pablos no debería pensar en la dimisión tras haberse significado en el bando de Susana Díaz, la opción preferida del secretario general a tenor de declaraciones y presencia en actos de campaña de la dirigente andaluza. Algunos van más allá y verbalizan que Pablos debería dimitir y marcharse ya.

 

A Pablos se le reprocha lo ocurrido en el famoso episodio del día 1 de octubre. Entonces, y en contra de lo que las bases habían manifestado, se forzó la salida de Pedro Sánchez para que no impidiera la abstención en la investidura de Rajoy. Como a muchos dirigentes orgánicos, al secretario provincial de Salamanca se le reprochó que los cargos del aparato hubieran votado en contra de lo que quería la militancia. Desde entonces, ha habido voces que pedían su salida.

 

Sin embargo, no parece que esto vaya a ocurrir por la simple proximidad del congreso provincial. Una vez se celebre el nacional el próximo 17-18 de junio, se convocarán los autonómicos (julio) y los provinciales; en Salamanca, con agosto descartado y la primera quincena de septiembre festiva en Salamanca, el congreso se va a finales de septiembre o principios de octubre. Y todo hace parece que será allí donde se despedirá Pablos.

 

Pablos ha manifestado a los cargos orgánicos en la organización salmantina su hoja de ruta para los próximos meses. De igual modo que no tiene intención alguna de dimitir antes del congreso, ya ha anunciado que cuando llegue no optará a la reelección. Considera que nueve años al frente del partido en Salamanca (y cerca de veinte ocupando cargos en política) son suficientes y que ha llegado el momento de dejar paso.

 

La salida del secretario provincial abre la puerta a un nuevo orden en el PSOE salmantino. Los afiliados y cargos que han movido la candidatura de Pedro Sánchez en Salamanca tienen intención de presentar una candidatura para aspirar a la secretaría general y a los órganos internos. Aunque todavía es un proyecto, habrá lista 'sanchista' en el próximo congreso provincial. Ahora habrá que ver si tendrá competencia de una lista oficialista o próxima a otras corrientes o líderes o si se sustancia un relevo total.

 

En juego están varias cosas hasta 2019, el año de las elecciones municipales y autonómicas. Las listas para el Ayuntamiento de Salamanca y la elaboración de un grupo municipal; las del resto de grandes y pequeños municipios de la provincia de cara a los ayuntamientos, pero también a la Diputación; y la candidatura para ocupar escaños en Cortes son los principales objetivos a nivel de cargos institucionales. Los movimientos por Congreso y Senado deberían retrasarse más porque queda mucha legislatura.

Noticias relacionadas