Los salmantinos que viven solos ya son mayoría: su número se dispara y se convierte en el hogar tipo
Cyl dots mini

Los salmantinos que viven solos ya son mayoría: su número se dispara y se convierte en el hogar tipo

Los hogares de personas solas han superado al que hasta ahora había sido el modelo de hogar más frecuente, el de pareja con hijos. 

Vivir solo se ha convertido ya en el hogar tipo de Salamanca. Es así tras un 2020 en el que el número de personas que viven solas en su casa se ha disparado y se convierte en el tipo de hogar más habitual de la provincia, por encima de las parejas con hijos. En total, 42.800 salmantinos viven solos, lo que evidencia un problema social de calado que va a exigir de nuevas políticas.

 

El número de hogares salmantinos compuestos por una persona se ha disparado en el último año. De hecho, la mayor subida de este fenómeno la experimentó Salamanca con un 2,88 por ciento: de los 41.600 de 2019 a los 42.800 actuales. Con esa cifra, ha superado al que hasta ahora había sido el modelo de hogar más frecuente, el de pareja con hijos. Son 42.800 en la provincia, 23.200 de ellos compuestos por pareja y un solo hijo.

 

En total, el INE contabiliza en Salamanca 142.000 hogares de los que un tercio son personas que viven solas, esas más de 42.000, y 31.400 son parejas sin hijos. Es decir, que la mitad de los hogares de la provincia están formados por personas que viven solas o parejas sin hijos en el hogar.

 

Los hogares unipersonales son una de las realidades demográficas que más fuerza está cobrando en nuestro país. Según las proyecciones oficiales, el número de hogares unipersonales crecerá en España un 19,8% en los próximos 15 años, hasta los 5,5 millones de domicilios. Para entonces, casi un tercio de todas las viviendas del país tendrá un solo ocupante.

 

Casi 308.000 personas viven solas en Castilla y León, 6.000 más que en 2019, según los datos de la Encuesta Continua de Hogares (ECH). Esto supone que un tercio de los hogares de la Comunidad son unipersonales (30,2 por ciento), frente al 26,1 por ciento de la media del país. Además, sólo Asturias, con un 31 por ciento de los hogares con solo una persona, supera a Castilla y León.

 

Una nueva realidad social

Estas cifras ponen de manifiesto la necesidad de averiguar el calado real de este nuevo fenómeno poblacional, algo muy útil para dar respuesta a las necesidades que plantea este colectivo. El dato de Salamanca corresponde con todos los hogares unipersonales, pero en provincias con problemas de envejecimiento eso implica que buena parte de ellos son personas mayores.

 

El perfil de la persona que vive sola está más o menos definido. Sabemos que uno de cada cuatro hogares está formado por una sola persona, que el 40% son mayores de 65 años y que la mayoría son mujeres viudas; los hombres que viven solos son, fundamentalmente, solteros y menores de 65 años. Cabe destacar, además que los hogares unipersonales de mujeres crecieron un 2,6% mientras que los de hombres disminuyeron un 0,6%.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: