Los salmantinos celebran un Día de Todos los Santos 'casi' normal: visita escalonada, mascarilla y restricciones para aparcar
Cyl dots mini

Los salmantinos celebran un Día de Todos los Santos 'casi' normal: visita escalonada, mascarilla y restricciones para aparcar

Salmantino en el cementerio San Carlos Borromeo (Foto: Arai Santana)
Ver album

Cientos de salmantinos acuden a los cementerios de la capital para homenajear a sus muertos. 

La amenaza de lluvia en la capital charra no ha podido con los cientos de salmantinos que desde primeras horas de la mañana de este 1 de noviembre, Día de Todos los Santos, ha querido cumplir con la tradición congregándose en los cementerios San Carlos Borromeo y Virgen de la Salud para visitar y recordar a sus seres queridos. 

 

Desde la irrupción de la pandemia han cambiado mucho las cosas para poder rendir homenaje a nuestros muertos, el pasado año las medidas preventivas eran más restrictivas, tanto así, que el aforo estaba limitado al 50%. Hoy por hoy, y tras la mejora de los datos en el complejo hospitalario, tan sólo hay que acudir con mascarilla y evitar aglomeraciones. 

 

 

Ya desde la víspera de esta festividad, los salmantinos han abarrotado los citados lugares de culto, donde comenzaron a dejar ya las flores en las sepulturas de sus familiares allí enterrados. Este lunes, el goteo de visitas al camposanto capitalino ha sido incesante y se cuentan ya por centeneras los visitantes que han acudido. Las flores y útiles de limpieza para las tumbas han sido los protagonistas de la jornada.

 

A las puertas del cementerio, también como es tradición en el Día de Todos los Santos, se han colocado los vendedores de roscas de pan y churros, junto a los ya habituales puestos de flores.

 

 

 

 

 

 

Además, se ha recomendado acudir al cementerio andando o utilizando el transporte público, por lo que hoy funcionará una línea especial de autobuses al Cementerio, con salida del Alto del Rollo y parada final ubicada en las inmediaciones de la plaza de Ramiro II (frente al tanatorio). Además, se incrementarán los servicios de la línea 4, cuya frecuencia de paso será de 12 minutos, el citado día 1. 

 

 

La Policía Local ha tenido que regular el tráfico en los entornos del camposanto y ha restringido el acceso a las entradas de la plaza del Cementerio y en la glorieta del Obispo Bobadilla a todos los vehículos salvo carga y descarga, servicios fúnebres y taxis que transporten personas impedidas.

 

La imagen del cementerio, sin embargo, era totalmente distinta a la del pasado año y, salvo por las mascarillas, era lo más parecido a una jornada prepandemia, aunque con una afluencia algo menor. Sin control de accesos y con todas las puertas abiertas.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: