Los rostros de los 52 criminales más buscados de Europa

Entre ellos figuran tres españoles. 

La Oficina Europea de Policía (EUROPOL) ha difundido la identidad de los 52 fugitivos más buscados del continente "para quienes las medidas de investigación tradicionales no han llevado hasta ahora a su localización" con el fin de favorecer la colaboración ciudadana.

 

Así lo explica la agencia que representa a los cuerpos policiales europeos en la web eumostwanted.eu, donde ha hecho públicos los nombres y apellidos de estos prófugos, junto a una imagen de cada uno de ellos y una breve descripción de los delitos que se les imputan.

 

Entre ellos figuran tres españoles: María Tania Varela Otero, fugada antes de ingresar en prisión por su implicación en un alijo millonario de cocaína; José Manuel Costas Estévez, condenado por estafar a la Agencia Tributaria más de 11 de millones de euros; y el presunto narcotraficante Diego Moreno Jiménez.

 

La lista incluye, además, a miembros italianos de la mafia como Matteo Messina y Marco Di Lauro; a sospechosos de asesinato, entre los que se incluyen el tunecino afincado en Luxemburgo Mohamed Ezzi o el francés Karim Ouali; y a violadores como el armenio Hayk Terterian, que fue condenado a 25 años de prisión.

 

Por seis de ellos se ofrece una recompensa económica: el terrorista griego fugado de prisión Vasileios Palaiokostas, por quien se ofrece un millón de euros; el alemán Friedrich Felzmann (5.000 euros), acusado de haber matado a tiros a dos personas; el sospechoso por tráfico de drogas Jesovnik Darjan (5.000 euros); el austriaco Tibor Foco (20.000 euros), que asesinó a una prostituta y escapó de prisión; y los británicos Shane O'Brien (50.000 libras) y Shaun Walmsley (20.000 libras), ambos acusados de homicidios.

 

La iniciativa es fruto de la colaboración entre los cuerpos de seguridad de 21 países europeos coordinados por la Red Europea de Equipos de Búsqueda Activa de Fugitivos (ENFAST), que ofrece información en 19 idiomas.