Los reventones 'desaparecen' en Salamanca: solo tres este año y la mitad desde 2017
Cyl dots mini

Los reventones 'desaparecen' en Salamanca: solo tres este año y la mitad desde 2017

Obras en la red de aguas de Salamanca.

El Sistema de Gestión Activa de Presiones reduce un 59% las averías en la red de agua en dos años: de 194 en 2017 a 79 el año pasado. 

El sistema GAP de control de presiones de las tuberías, instalado para frenar los reventones, ha reducido a la mitad los que se han producido y casi los ha eliminado en lo que va de año. De hecho, el año pasado las averías se redujeron un 59% en la ciudad, según ha destacado la concejala de Medio Ambiente, Parques y Jardines, Miryam Rodríguez, durante una visita a las obras en la Avenida de los Comuneros, que concluirán esta semana.

 

En concreto, en 2019 hubo 79 roturas de tuberías en Salamanca, diez menos que el año anterior y menos de la mitad que las 194 del año 2017, antes de ponerse en marcha el Sistema de Gestión Activa de Presiones, que ha supuesto un importante avance para mejorar el servicio que se presta a los vecinos.  Gracias a este sistema inteligente, que regula la presión en la red cuando hay menor demanda de agua y optimiza esta presión según demanda, las averías se han reducido por encima de la previsión inicial del 40%.

 

El descenso es incluso mayor este año, pues entre enero y febrero hubo 3 averías, frente a las 30 del año 2017, un 90% menos. De esta forma, se supera el récord mínimo del año pasado, cuando hubo 18 averías durante los dos primeros meses del año.

 

Cabe recordar que el GAP aumenta en dieciséis años la vida útil de las tuberías. También se disminuyen las pérdidas de agua en un 3%, además de evitar que la Planta Potabilizadora de Salamanca deba producir agua, lo que contribuye al ahorro medio anual de medio millón de metros cúbicos, equivalente al consumo medio anual de una población de 15.000 habitantes. Además de reducir las averías, minimiza las pérdidas.

 

El GAP se controla desde la potabilizadora, hasta cuyo centro de mando y visualización, desde donde profesionales de Aqualia coordinan este sistema inteligente, llegan a diario más de 10.000 datos que permiten tener monitorizada la red de forma permanente para mejorar la calidad del servicio evitando averías, minimizar las perdidas y los sectores afectados en el caso de producirse las mismas.