Los radares de Tráfico en Salamanca: 150 multas y casi 7.000 euros de recaudación al día

Imagen de archivo de un coche circulando con exceso de velocidad

Los radares de Tráfico repartidos por carreteras de la provincia superan los 2,5 millones de recaudación en 2016 con un récord de multas, más de 57.000 en un año.

Los radares que la DGT tiene repartidos por las carreteras de la provincia han tenido un buen año en 2016. Según los datos del Gobierno, recaudaron más de 6.000 euros al día en multas por exceso de velocidad, para un total de más de 57.000 sanciones y 2,5 millones de euros de ingresos. El 'granito' de arena de los cinemómetros salmantinos al récord de recaudación de los radares de Tráfico, que el año pasado ingresaron 164 millones de euros.

 

Según los datos oficiales, en 2016 los radares de la DGT pusieron 57.669 multas en carreteras de Salamanca para un total de 2.507.065 euros de recaudación, a una media de 43,5 euros por sanción. Eso supone más de 150 multas y una recaudación de 6.800 euros al día. La recaudación de la provincia está en la zona media-baja de la tabla de provincias que encabezan Madrid, Málaga y Murcia; en Castilla y León, la provincia con más recaudación es Burgos (5,7 millones) y también la que acumula más multas (más de 108.000).

 

Estos son los datos oficiales ofrecidos en una respuesta parlamentaria a una cuestión planteada por el grupo socialistas en el Congreso. La cifra ha aumentado de manera considerable en los dos últimos años, los que lleva la DGT aplicando su nueva estrategia con estos polémicos dispositivos. En 2015 se decidió trasladar la mayoría de las autovías y autopistas, seguras y con pocos accidentes, a las carreteras secundarias, donde se concentra el 75% de los accidentes y las víctimas que se producen cada año. Esta es la lista donde se pueden encontrar radares fijos y móviles en las carreteras de Salamanca.

 

La propia DGT explica que el repunte de las multas tiene que ver con el aumento de la circulación por la salida de la crisis (un 5% más de desplazamientos) y por el hecho de haber colocado radares en carreteras secundarias, donde se comenten muchos excesos de velocidad: se circula con frecuencia a 'ritmo de autovía' en carreteras con curvas, incorporaciones a nivel, un carril por sentido... Aquí los reyes son los radares móviles, ya que el helicóptero Pegasus controla las vías de gran capacidad y sobrevuela la provincia en pocas ocasiones: en 2015 el 92% de las multas de radar se pusieron con radares móviles y sólo 6 en total las 'recetó' el helicóptero.