Los radares de Salamanca ponen 3.300 multas y acaban con los excesos de velocidad en Canalejas

La presencia de los radares ha reducido los excesos de velocidad allí donde se pusieron hace un año. Canalejas, una cada 20 días, es donde más se ha mejorado. La Vía Helmántica, el radar que más multa.

Hace casi un año, las calles de Salamanca estrenaron el mayor despliegue de radares conocido hasta ahora. El día 25 de febrero empezaron a multar desde las cajas repartidas por toda la ciudad y acompañados de señalización y nuevas limitaciones de velocidad como las de Canalejas, a 30, o la avenida de los Cipreses. Esta es la ubicación de todos los radares de Salamanca.

 

Casi un año después, su instalación ha sido un éxito en términos de tráfico. Según los datos municipales, llevan 3.300 multas, pero lo más interesante es que han logrado reducir la velocidad de circulación. En su día, se pusieron acompañados de la limitación a 30 en varias de las calles elegidas, como Canalejas o Cipreses, aunque también los hay en zonas 50. Pues bien, casi un año después el número de conductores detectado por encima de los límites es solo un tercio de los que lo hacían, y en avenidas como Canalejas se podría decir que el número de infracciones es casi nulo. Esto es lo que hay que saber sobre su funcionamiento.

 

Según ha explicado el concejal de Policía y Tráfico, Fernando Carabias, "tenemos datos que ratifican la eficacia y el acierto de establecer radares". En los últimos diez meses, los dos radares ya han rotado por las catorce cajas y se pueden sacar conclusiones al respecto sobre la eficacia de los dispositivos y la medida tomada.

 

El concejal pone varios ejemplos. En la avenida de La Salle si instala una nueva caja y el primer día que se coloca el radar se detectan ocho excesos de velocidad al día, pero a los tres meses ya son menos de tres, a los tres meses siguientes son menos de dos al día y en la actualidad, no llega ni a una multa por exceso de velocidad al día.

 

El lugar donde se producen más excesos de velocidad según los datos de multas del radar es la vía Helmántica, la salida hacia Santa Marta. Cuando se puso por primera vez, en febrero del año pasado, se detectaron 78 excesos de velocidad al día; en la actualidad son menos de 26 diarios. Donde menos se sanciona es en Canalejas, con una media de uno cada veinte días.

 

La concejalía mantiene que esta reducción de velocidades no ha supuesto aumento del tráfico o de los embotellamientos, como se pudo comprobar cuando ha habido que desviar circulación por ahí, por ejemplo, en las recientes obras del puente de Santo Domingo. La circulación o los problemas que hay son los de siempre en Canalejas, la hora punta de entrada y salida de los colegios.

 

En cuanto a la promesa lanzada en su día de que se destinaría la recaudación a proyecto de investigación vinculados a lesiones de tráfico, también se ha concretado. "Se hace a través de una subvención que el Ayuntamiento da al Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca, y se está trabajando con el servicio de traumatología", asegura el concejal, que no puede concretar la cantidad destinada.

 

 

Aquí están

 

Los nuevos cinemómetros instalados en las vías urbanas de Salamanca son del modelo Jenoptic-Robot Multa-Radar C y se alojan en catorce cabinas estáticas y estancas ubicadas en los siguientes emplazamientos: Avenida de Lasalle, 24; Cordel de Merinas de Chamberí, 117, Avenida Saavedra y Fajardo, 2;  Avenida Hilario Goyenechea, 13, Vía Helmántica s/n, Paseo de Canalejas, 139-159 y en el número 31, Avenida de la Reina Berenguela s/n, Jesús Arambarri, 86, Avenida de los Cipreses, s/n, Avenida Portugal, 79-81 y en esta misma vía a la altura del Parque Villar y Macías, Avenida Luis de Camoens s/n y en Doctor Ramos del Manzano s/n.