Los radares 'a pie de carretera' le ganan la partida al 'Pegasus'

Un helicóptero Pegasus. Foto: DGT

El temido helicóptero de la DGT pone sólo seis multas en todo 2015 en las carreteras salmantinas, donde 'reinan' los radares 'de toda la vida': el 92% de las 27.000 multas de velocidad que se contabiliza en Salamanca las ponen los radares móvile.

UNA MULTA CADA CUARTO DE HORA

 

En los primeros tres años de vida de Pegasus se han realizado 3.821 horas de vuelo en misiones de vigilancia, se han controlado 76.417 vehículos y  se han emitido 18.274 denuncias. Eso son un vehículo controlado cada tres minutos y una multa cada cuarto de hora.

 

Cada uno de los siete centros de Gestión de Tráfico (A Coruña, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza) cuenta con un helicóptero equipado con el radar Pegasus que realiza misiones de vigilancia  sobrevolando otras carreteras de sus áreas de influencia.  

 

Desde que hace tres años se estrenara el primer 'Pegasus', Tráfico ha equipado  ocho de los doce helicópteros de los que dispone con este tipo de radares, de modo que la vigilancia sobre la totalidad de las carreteras de su competencia, en especial las vías convencionales, queda completa.  

El famosos 'Pegasus', el helicóptero de la DGT que tiene el encargo de peinar las carreteras de Castilla y León, ha cazado a más de 1.100 conductores según datos de Tráfico. Unas cifras muy a tener en cuenta justo ahora que llega una de las épocas con más desplazamientos por carretera y que la DGT ha puesto especial interés en vigilar desde el cielo lo que pasa en las grandes autovías y autopistas. Sin embargo, se puede considerar que los conductores que circulan por las carreteras de Salamanca no deben sentirse vigilados desde el aire, porque el número de denuncias ha sido reducido. El motivo: que la provincia está atravesada por sólo uno de los ejes más vigilados por el temido helicóptero.

 

Según los datos de la DGT, durante el año pasado el helicóptero de la DGT sólo ha puesto seis multas en la provincia de SalamancaAunque Tráfico ha centrado muchos de sus esfuerzos en vigilar con controles las carreteras secundarias, donde se produce el 75% de los accidentes que se registran en Salamanca, el helicóptero se usa fundamentalmente para controlar las vías de gran capacidad. Tráfico tiene un 'Pegasus' adscrito a su centro de Valladolid y que vigila fundamentalmente las vías de alta capacidad, ya que la vigilancia de las carreteras secundarias es cosa de los radares móviles a pie de carretera según la nueva estrategia de la DGT. Sin embargo, las carreteras salmantinas no están entre las más vigiladas.

 

La N-601 es la vía donde a más conductores 'Pegasus' les ha sorprendido desde el aire en un exceso de velocidad, con más de 120 denuncias; le siguen la A-6, con más de cien, y más retrasada la A-62. Sólo la A-62, con unas 70 multas, tiene recorrido por territorio salmantino, pero viene desde Burgos y atraviesa Valladolid, dos de las provincias con más multas del helicóptero junto a Zamora o Ávila, todas, con más tráfico de grandes ejes. En Salamanca la A-66 carece de esta especial vigilancia.

 

 

POCAS MULTAS, Y CASI TODAS A PIE DE CARRETERA

 

Según los datos de Tráfico, Salamanca es una de las provincias con menos multas por exceso de velocidad, que es una de las especialidades del helicóptero de la DGT: 27.420 se pusieron el año pasado según ha publicado 'El Confidencial'. La cifra puede parecer alta, y hace años era menor (poco más de 21.000 en 2013 y 2014), pero es la octava cifra más baja de toda España, y una de las más reducidas de Castilla y León, donde sólo Ávila y Soria tienen muchas menos. El hecho de que la atraviesen varias de las grandes vías de comunicación no es suficiente para que el famoso 'Pegasus' de la DGT sobrevuelve con frecuencia Salamanca, y ese trabajo queda para los radares 'a pie de carretera'.

 

Pero es que, además, de estas más de 27.000 multas la inmensa mayoría las ponen los radares móviles, los cinemómetros que Tráfico ha ido colocando por las carreteras sencundarias, donde se concentran tres de cada cuatro accidentes en carretera en Salamanca. De hecho, la provincia tiene uno de los radares móviles que más multas pone: el del kilómetro 358 de la A-66 ha puesto más de 1.500 durante 2015.

 

Según los datos de la DGT, el 92% de las multas que de radar que se ponen en las carreteras salmantinas se imponen con los radares móviles que llevan las patrullas de la Guardia Civil de Tráfico. En ninguna provincia el predominio de los radares en los arcenes es tan grande, porque de hecho el 8% restante se ponen, salvo las 6 mencionadas, con radares fijos.

 

 

HASTA 330 KM/H DESDE 360 METROS DE ALTURA

 

La DGT tiene adjudicado un 'Pegasus' a cada uno de sus centros de control. El que vigila las carreteras de Castilla y León fue estrenado en mayo de 2014. Este radar está dotado de un mecanismo y un software incluido en la cámara de vigilancia que llevan los helicópteros de Tráfico, de modo que capta la velocidad de los vehículos, además de poder detectar otras infracciones desde el aire.

 

Los radares Pegasus constan de dos cámaras, una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad y otra de detalle que tiene un objetivo que permite leer la matrícula del vehículo llegando incluso a poder detectar velocidades de hasta 360 km/h. Este tipo de radares resultan operativos incluso a 300 metros de altura y a una distancia en línea recta con el vehículo controlado de un kilómetro tal y como se ha podido comprobar en las imágenes que periódicamente facilitamos a los medios.