Los pueblos quieren 'blindarse' ante la llegada de la fase 1 y la 'nueva normalidad'
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Los pueblos quieren 'blindarse' ante la llegada de la fase 1 y la 'nueva normalidad'

Un comercio en un municipio de Salamanca.

Los Ayuntamientos de la provincia, especialmente los que este lunes pasan a la fase 1 de la desescalada, piden prudencia y avisan de que tomarán medidas contra los irresponsables.

Después de casi dos meses de confinamiento está más cerca que nunca la desescalada y lo que se ha dado en llamar la 'nueva normalidad' y los pueblos temen la llegada masiva de gente de las zonas urbanas a las segundas residencias ahora que empiezan a relajarse las medidas y algunos municipios pasarán a la fase 1.

 

Por ello, son muchos los ayuntamientos que ya han comenzado a tomar medidas y a lanzar mensajes pidiendo prudencia a vecinos y visitantes para evitar la expansión del virus, y no solo aquellos que desde este lunes se encuentran en fase 1, la primera de las fases en las que se relajan medidas de confinamiento y aumenta la movilidad. Y es que la preocupación de los responsables municipales es que se llenen las segundas residencias con gente procedente de zonas con mayor incidencia de la enfermedad y pueda producirse un nuevo repunte de casos en zonas ya 'limpias'.

 

Es por eso que la palabra 'prudencia' y un llamamiento a cumplir las medidas de higiene y seguridad es lo más repetido en los últimos días. Son muchos los municipios que recuerdan que no están permitidos los desplazamientos a las segundas residencias si no se está en fase 1 y que la mayoría de la provincia sigue en fase 0 y han pedido responsabilidad.

 

Este es el caso de La Alberca, que ya ha anunciado que obligará a permanecer quince días en cuarentena a los que lleguen a su segunda residencia y pondrá en conocimiento de la Guardia Civil la circunstancia. Y en este mismo sentido se ha expresado el Ayuntamiento de Vilvestre, perteneciente a la Zona Básica de Salud de Aldeadávila de la Ribera y que ya se encuentra en fase 1. Allí, sus responsables municipales han recordado que "únicamente se permite a segundas residencias dentro de la unidad territorial que ha pasado a Fase 1", por lo que ruegan "que no se desplacen a la segunda residencia personas que proceden de localidades que lo tienen prohibido" y en caso de que se produzcan estos desplazamientos "este Ayuntamiento adoptará las medidas necesarias para evitar dichos desplazamientos y lo pondrá en conocimiento de la autoridad competente".

 

Por su parte, otros municipios han apelado al corazón y a la responsabilidad de sus vecinos para que cumplan las normas y se mantenga la prudencia en esta nueva fase. Miranda del Castañar así lo ha hecho a través de sus redes sociales, en las que ha pedido que se cumplan las medidas de seguridad para que no se revierta la situación y haya que volver al "punto de inicio". Por su parte, El Maíllo también ha lanzado a sus vecinos un claro mensaje después de detectar algunos casos de gente que "ha llegado de veraneo": "Os lo pedimos con el corazón, no vengáis al pueblo, es por el bien común".

 

El Ayuntamiento de Cepeda también ha querido concienciar a sus vecinos de la importancia no bajar la guardia para garantizar la seguridad. "El 11 de mayo comenzará en Cepeda quizás la fase más peligrosa, la fase 1. Muchos entendieron que podrán volver a la vida anterior y desafortunadamente estamos lejos de poder volver a la vida anterior. En la fase 0, se están cometiendo graves errores", aseguran. Por ello, han querido recordar que "la fase 1 comienza no porque el peligro haya pasado sino porque el país iría cada vez a una ruina mayor. Se precisa reanudar la actividad productiva, hay muchas familias que ya no tienen dinero, no pueden mantenerse en casa. Hay familias que pasan hambre, necesitan trabajar", sin embargo "el 11 de mayo hemos de ser conscientes que el virus no va a cambiar, que el peligro podría aumentar si no somos disciplinados y responsables, habrá más personas en circulación. Muchos esperan con alegría el 11 de mayo y no, no es agua de mayo, es momento de ser solidarios con nuestros conciudadanos, de no bajar la guardia. Somos un pueblo obediente y disciplinado. Debemos ser capaces de llegar a la fase 2 sin víctimas e infectados".

 

En este mismo sentido se ha expresado el Ayuntamiento de Madroñal, que también pasa a la fase 1 pero pide que "no podemos bajar la guardia, tenemos que seguir con las recomendaciones sanitarias, mantén la distancia social, hagamos uso de mascarillas y guantes, si tiene algún síntoma inusual no acuda al centro de salud". Igualmente, piden que "los madroñalejos que ahora están lejos y tengan segunda residencia, cuando tengan la tentación de venir al pueblo no lo hagan, ya disfrutaremos todos juntos cuando todo pase, lo importante sigue siendo no caer en manos del virus".

 

Con todo ello los ayuntamientos quieren evitar la expansión del virus y que se pueda retroceder en la desescalada, 'blindar' sus municipios para que permanezcan lo más limpios posible del virus.