Los pueblos de Salamanca recaudaron 74,5 millones en 2017, un ocho por ciento más que el año anterior

Dinero

En la presentación de la Memoria de 2017 se ha destacado que el 92,7 por ciento de la recaudación se obtuvo en la vía voluntaria y que subió por encima del 97 por ciento al incorporar la vía ejecutiva.

El Organismo Autónomo de Gestión y Recaudación Tributaria de la Diputación de Salamanca (Regtsa) recaudó durante 2017 un total de 74,5 millones de euros, un 8,1 por ciento más que en el ejercicio anterior.

 

Esta entidad dependiente de la Institución Provincial gestiona de manera integral el cobro de impuestos de 359 de los 361 municipios que componen la provincia, salvo la capital, y con los dos restantes también mantiene "alguna relación", ha apuntado el presidente de la Diputación, Javier Iglesias.

 

En la presentación de la Memoria de 2017, Iglesias ha destacado que el 92,7 por ciento de la recaudación se obtuvo en la vía voluntaria y que subió por encima del 97 por ciento al incorporar la vía ejecutiva, lo que supone "uno de los índices más altos de toda España" conseguido por el "compromiso" de los ciudadanos y por la "eficacia" de Regtsa en esas tareas.

 

Respecto al incremento de las cifras respecto al año anterior (2016), el volumen subió por encima de los cinco millones en la vía voluntaria y otros 900.000 euros en la ejecutiva, debido a la mayor actividad en la provincia como, por ejemplo, en la construcción, ha explicado Javier Iglesias.

 

Asimismo, el presidente de la entidad ha destacado que, si bien la Diputación cobraba a los municipios un cinco por ciento de la recaudación hasta 2012, el porcentaje ha ido bajando en los últimos ejercicios y actualmente se sitúa, de media, en el 3,21 por ciento.

 

Además, ha continuado, la Diputación luego pone en marcha subvenciones que permiten a los ayuntamientos, que apuestan por este servicio "más eficiente" y "menos gravoso" para las arcas municipales, recuperar una "importante parte" de lo aportado. En esta ocasión, Regtsa ha incorporado una línea de subvenciones por valor de 1,2 millones.

 

En este sentido, Javier Iglesias ha puesto como ejemplo que Santa Marta de Tormes paga un precio del 3,75 por ciento, lo que le supone un desembolso de 116.000 euros, pero la subvención posterior le permite recuperar 67.000 euros.

 

En cuanto a municipios pequeños, el presidente ha reseñado que Villasdardo, el que menos población tiene de la provincia, pagó 525 euros en 2017 y ha recuperado por la subvención unos 100 euros.

 

Finalmente, ha destacado que la presencia en este servicio de Regtsa ayuda a la gestión municipal, pues el organismo autónomo pone a disposición de las entidades locales, de manera anticipada, una parte importante de lo que luego ingresarán. Esa cantidad de apoyo previo a su cobro fue de 35 millones en 2017.