Los profesores, 'quemados': críticas al curso telemático y dudas sobre si hay seguridad para empezar en septiembre
Cyl dots mini

Los profesores, 'quemados': críticas al curso telemático y dudas sobre si hay seguridad para empezar en septiembre

Un lugar de estudio en casa durante el estado de alarma. Foto: EP

Una encuesta de CSIF Educación refleja que muchos docentes se han visto solos y sin respaldo ante la situación creada por la crisis sanitaria. 

La mitad de los docentes de Castilla y León consideran que sus centros no están preparados para un regreso seguro el próximo mes de septiembre a las clases presenciales. Esta es una de las conclusiones de la encuesta que ha hecho CSIF Educación Castilla y León en la que los docentes valoraran la incidencia del Covid-19 en el cierre del curso de 2019-2020, así como sus preocupaciones sobre la vuelta a las clases presenciales en el curso siguiente. En esta encuesta han participado más de 1.100 docentes de todos los cuerpos y de todas las provincias de la Comunidad, según una nota del sindicato.

 

Según las respuestas publicadas por CSIF, las instrucciones y normativas de la Administración educativa no han sido útiles para los docentes ya que casi el 60% las considera poco útiles frente al 4% que sí las ha considerado adecuadas. Muy significativas han sido las respuestas de los compañeros y compañeras a la pregunta de "¿Con quién has consultado tus dudas?", ya que tan solo un 7% ha resuelto sus dudas con Inspección Educativa. El 46% ha consultado a otros compañeros y el 45% al equipo directivo, "lo que indica que los centros han salido adelante prácticamente solos, gracias a su profesionalidad, esfuerzo y vocación"

 

Como han apuntado alguna de las respuestas abiertas, los docentes querían “instrucciones claras y que lleguen a tiempo y que no se deje todo en manos del equipo directivo para luego ni siguiera tener respaldo de la propia Administración, y han manifestado que “los docentes somos los grandes olvidados de la Administración”.

 

En las preguntas dedicadas al teletrabajo y los medios proporcionados por la Administración, también los docentes han puesto de manifiesto su malestar con los medios puestos a su disposición por la Consejería, ya que tan solo una cuarta parte de los mismos ha utilizado siempre las plataformas habilitadas por la Administración, lo han hecho a veces y más de un tercio ha utilizado otros medios.

 

'Quemados' con el teletrabajo

No obstante, donde ha quedado de manifiesto que el profesorado ha utilizado sus propios recursos ha sido en las respuestas a la pregunta sobre qué medios informáticos y de conexión a Internet han empleado para el teletrabajo, siendo casi el 100% el que lo ha hecho a través de sus dispositivos electrónicos personales y su conexión de Internet. Esto ha llevado a algunos docentes a manifestar que “me he sentido totalmente abandonado, en todos los aspectos medios personales y técnicos” y han reclamado “ayudas directas para gastos de teletrabajo”.

 

Precisamente, el teletrabajo también ha afectado al profesorado en términos de conciliación familiar, ya que ha repercutido a más de la mitad de los que han participado en la encuesta, y sobre todo ha sido muy preocupante que casi el 80% de los encuestados ha sentido vulnerada, en algún momento, su privacidad durante el trabajo en casa.

 

Absentismo telemático

Otro aspecto del teletrabajo por el que se preguntaba en la encuesta era por la asistencia del alumnado a las clases. Otra vez los resultados arrojan datos preocupantes, ya que más de un 15% de los estudiantes no se han conectado o lo han hecho de forma muy deficiente, mientras que un 40% han faltado a un porcentaje significativo de clases, pese a que el profesorado ha tenido “jornadas sin horario, continuas de trabajo, siempre a disposición de los alumnos y alumnas incluidos en muchos casos días no hábiles”. Además, han resaltado que esta situación “ha aumentado la brecha sociocultural entre el alumnado” y “que no se han tenido en cuenta las zonas rurales, tan amplias en esta Comunidad, donde la velocidad de Internet es pésima”.

 

Tampoco ha sido del todo satisfactoria la colaboración con las familias ya que para un 13% de las personas encuestadas no ha existido y para casi un 50% solo a veces; incluso algún docente ha señalado que “a veces los correos escritos por los alumnos o en algunos casos por los padres han sido irrespetuosos, exigentes e intentando engañar diciendo que no nos habíamos puesto en contacto con ellos para mandar las tareas”. Además, al contrario que otros sectores, como el sanitario o las fuerzas y cuerpos de seguridad, en la situación provocada por la crisis de la pandemia la mayor parte del profesorado, casi tres cuartas partes, no ha sentido reconocida su labor por la sociedad según la encuesta.

 

De cara al curso 2020-2021, más de la mitad de los docentes valoran que su centro no está preparado con las medidas de seguridad adecuadas ante el COVID-19 para una vuelta presencial segura a las clases. Peor todavía es la valoración sobre la información que proporciona la Administración Educativa de cara a la vuelta a las aulas en septiembre, ya que más del 80% considera que no se está informando de forma adecuada sobre el inicio del próximo curso y piden a CSIF que sea “muy vigilante con las condiciones de vuelta en septiembre”.