Los profesionales rechazan las Unidades de Gestión Clínica del Complejo Asistencial

Profesionales del Complejo Asistencial debaten sobre las Unidades de gestión (Foto: De la Peña)

La Junta de Personal del Área de Salud de Salamanca sostiene que se trata de una legislación que atenta y pone en duda sus derechos laborales de los trabajadores, al tiempo que rebaja los estándares de calidad de la asistencia pública.

Ante la decisión de la Consejería de Sanidad de implantación en el Complejo Asistencial de Salamanca de Unidades de Gestión Clínica, la Junta de Personal del Área de Salud de Salamanca como máximo órgano de representación de los trabajadores se ve obligada a salir en defensa de sus derechos, así como en el de los usuarios del Sistema Sanitario Público.

 

Así, la responsable de la Junta de Personal, Esther Aparicio, ha indicado "que es una vía de ruptura con los marcos actuales de Gestión y Provisión de Servicios Sanitarios abriendo la puerta a la privatización a la vez que implica una ruptura de los marcos laborales y de negociación y participación sindical, quedando los trabajadores en una situación de desprotección llamativa".

 

Los profesionales se reúnen para debatir sobre las Unidades de Gestión (Foto: De la Peña)

 

Se da por hecho que "disminuye la calidad de la asistencia", ya que según se plasma en el Decreto  "en ningún caso, su creación supondrá incremento de puestos de trabajo". Esto significa que "aunque aumente la carga asistencial no aumentarán los profesionales por lo que queda constatado que la calidad asistencial no se considera importante".

 

Además, han aconsejado a los trabajadores "no firmar ningún documento de adhesión o relacionado con las unidades. Entre los moitivos dicen, "son feudos en manos del director de Unidad con el único objetivo de ahorro económico y la supeditación del resto de profesionales".