Los primeros cafés en las primeras terrazas abiertas en Salamanca
Cyl dots mini

Los primeros cafés en las primeras terrazas abiertas en Salamanca

La Plaza Mayor de Salamanca empieza a recuperar una estampa habitual con sus terrazas que ya han servido los primeros cafés. 

La fase 1 de la desescalada ha permitido que este lunes en Salamanca se haya visto otro ambiente al de los dos meses anteriores. Algunos comercios levantaban sus persianas y también varios bares se han animado a montar sus terrazas para empezar a atender a los primeros clientes. Eso se ha notado en la Plaza Mayor, auténtico corazón de la ciudad, donde se han vueto a instalar terrazas, aunque pocas.

 

A primera hora de la mañana, solo tres establecimientos tenían instaladas sillas y mesas con la distancia correcta y otro más estaba haciéndolo, tomando las medidas necesarias para colocarlas según la nueva normas. Una situación que demuestra el tiento con el que se está haciendo la apertura tras 75 días de cierre, con muchas incógnitas sobre cómo se van a comportar los clientes o las perspectivas empresariales.

 

Una moderación que choca con las imágenes en la calle, donde se ha podido observar una importante afluencia de personas en este primer lunes de 'libertad' relativa para acudir a terrazas como actividad admitida, al margen de paseos, bancos, supermercados o farmacias, donde todavía se ven colas.

 

Desde primera hora de la mañana, las mesas de las terrazas de los bares más céntricos han empezado a llenarse con un goteo de salmantinos en busca del primer café del día, tras diez semanas sin esa 'costumbre'. “No hay mucha locura, los vecinos van llegando poquito a poco a por el desayuno. Tenemos todos ganas de salir”, valoraban desde alguno de los locales de la Plaza Mayor. Eso sí, la afluencia ha sido durante la mañana muy moderada.

 

En el resto del centro, pocas terrazas ya puestas a primera hora, pero sí trabajo en algunos establecimientos para ir poniendo mesas bajas y sus sillas, o la modalidad de mesas altas. Probablemente, esta tarde habrá más puestas, aunque corre en su contra el hecho de que muchas empresas tienen trabajadores en ERTEs o el hecho de que estamos en la semana final de mes. Tras casi dos meses cerrados, las perspectivas que tienen en este establecimiento son positivas porque además el buen tiempo anima a buscar ese rato de 'terraceo'. 

Noticias relacionadas