Los primeros 600 huertos urbanos de Salamanca, a partir de enero de 2020
Cyl dots mini

Los primeros 600 huertos urbanos de Salamanca, a partir de enero de 2020

La obra, que costará 1,6 millones de euros, empezará en enero 

Los primeros huertos urbanos de Salamanca, 600 en total, empezarán a construirse a partir del mes de enero de 2020 como parte del programa de actuaciones reservado para el año que viene en la estrategia Tormes+. A esta esperada obra se unirán las plazas de Extremadura, los parques de Chamberí y Terradillos y la nueva mini ciudad deportiva, proyectos todos ya anunciados. Estos huertos serán los primeros de promoción municipal en Salamanca, aunque varios de los municipios del alfoz cuentan con ellos desde hace tiempo; los hay en Carbajosa o Santa Marta.

 

Las obras para construir los 600 huertos y las nuevas zonas de ocio previstas junto al Tormes se adjudicaron a finales del pasado mes de octubre, y empezarán como ha anunciado el alcalde Carlos García Carbayo en enero. El objeto es la creación de un gran parque de más de 100.000 metros cuadrados en el entorno de la ribera del río Tormes con 600 huertos urbanos ecológicos y nuevas zonas de ocio y disfrute. Según se ha aprobado en Mesa de Contratación, los trabajos se llevarán a cabo con un presupuesto de 1.694.045,03 euros, más una mejora con la instalación de juegos infantiles valorada en 97.285,70 euros.

 

En concreto, se crearán cuatro modalidades de huertos, destinándose al ocio, a fines sociales, a la investigación y a la formación. Abarcarán una superficie media de 50 metros cada uno y estarán delimitados en once sectores vallados con medidas de seguridad, entre las cuales se incluyen cámaras de vídeo vigilancia y control digital de acceso.

 

 

Este ambicioso proyecto contempla también la construcción de una nave-almacén para la gestión sobre una superficie de 300 metros, donde se ubicarán aseos públicos y una zona para el alquiler de aperos. Asimismo, se urbanizará una zona para el desarrollo de una lonja-mercado, con una superficie de 2.000 metros cuadrados, que permitirá el conocimiento e intercambio de productos, pero también, con un carácter totalmente versátil, la realización de otras actuaciones culturales y sociales como un mercado hortofrutícola, mercado artesanal, ferias gastronómicas o exposiciones.

 

Por otro lado, se creará un aljibe de 2.500 metros cúbicos para el mantenimiento de los huertos urbanos, que contará con una planta fotovoltaica de bombeo, contadores de agua y alumbrado público eficiente.

 

De igual modo, con la finalidad de que los ciudadanos puedan disfrutar de nuevos equipamientos, se crearán zonas comunes con sombras y mesas para picnic para el descanso. Además, complementando la oferta de atracción hacia el río y sus riberas, se pondrá a disposición de los vecinos una superficie de 500 metros cuadrados como zona de restauración, con terraza, juegos infantiles y espacios de ocio. Aunque esta zona, al igual que la lonja, son proyectos que no están incluidos en el presupuesto de adjudicación al que asciende la ejecución de los huertos urbanos.

Noticias relacionadas