Los primales inician su cotización en la mesa de ibérico de Salamanca

(Foto: Chema Díez)

Los cochinos de cebo y de cebo de campo aumentaron su valor 0,03 euros por la fortaleza del mercado y, fundamentalmente, porque es el precio que pagan los industriales.

La mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca ha iniciado la cotización de los primales con una horquilla que oscila entre los 32 y los 36 euros, dependiendo de la pureza de los animales, ya sean del 50% o del 100%. Así lo decidieron industriales y ganaderos que, una vez más, mostraron su desacuerdo a la hora de fijar la subida para los cochinos de cebo y de cebo de campo.


Así, los compradores solicitaron una subida de 0,01 euros para ambas categorías, mientras que los ganaderos demandaron un incremento del precio de 0,03 euros, que fue la decisión que adoptó el presidente de la mesa. Tostones, lechones y marranos mantuvieron el precio de la semana pasada.

 

Por su parte, en lo que se refiere al porcino blanco, 0,01 euros de bajada para los cerdos selecto, graso y normal y las cerdas, con una repetición para tostones y lechones.

 

EL VACUNO Y OVINO, ESTABLES

 

Por otro lado, la mesa de vacuno de vida optó por una repetición de los precios a la espera, según los compradores, del fin de la feria agropecuaria, para ver el mercado, tras dos semanas de ausencia.

 

En cuanto al vacuno de carne, subida de 0,03 euros para machos, hembras erales y novillos y repetición para las vacas.

 

Por último, la mesa de ovino coincidió en la repetición de lechazos y corderos, pese a la buena situación del mercado y de las ventas.

Noticias relacionadas