Los presidentes de las Cortes de los últimos 35 años reivindican el papel de Castilla y León

Dionisio Llamazares, carlos Sánchez Reyes, Manuel Estella, José Manuel Fernández Santiago, Josefa García Cirac y Silvia Clemente son los presidentes homenajeados, además de medio millar de procuradores.

El que fue el primer presidente de las Cortes de Castilla y León, el socialista Dionisio Llamazares, ha reconocido que el acierto de proyecto común que nació con el Estatuto de Autonomía fue "evitar los agravios comparativos" y no ampararse "en la condición identitaria, que casi siempre termina en supremacismos".

 

Así lo ha puesto de manifiesto Llamazares durante su intervención en el acto de homenaje que se ha celebrado este viernes a todos los que han sido procuradores en las Cortes de Castilla y León a lo largo de nueve legislaturas y que se ha celebrado en el Monasterio de Santa Clara de Tordesillas.

 

Llamazares ha reconocido que hace 35 años se ponía en marcha un proceso y que entonces había conciencia de que era un acontecimiento "histórico" aunque duda de que se tuviera realmente conocimiento "de la dimensión de esa trascendencia".

 

Y aunque no faltaron "nubarrones, chubascos y alguna tormenta" estaba claro cuál era el objetivo de los procuradores de aquella primera Legislatura aunque desconocían como lograr ese objetivo, ha explicado Dionisio Llamazares, quien reconoce que fueron unos "osados".

 

El presidente de las Cortes de Castilla y León en la II Legislatura, Carlos Sánchez Reyes, ha reivindicado el fortalecimiento del sentimiento regional y el mayor conocimiento de las instituciones autonómicas que se produjo durante su mandato en el Parlamento regional entre los años 1987 y 1991.

 

Para Carlos Sánchez Reyes la II Legislatura supuso la consolidación de Castilla y León como Comunidad y la superación de las dificultades iniciales con el principal hito de la aprobación de la Ley de sedes el 14 de diciembre de 1987 que permitió cerrar el proceso constituyente.

 

El presidente de las Cortes en la II Legislatura ha considerado que el fortalecimiento de ese "imprescindible" sentimiento regional fue el mejor servicio que se pudo hacer a la España de las Autonomías como reivindicó entonces en la conmemoración del 8º aniversario de la norma básica de autogobierno celebrado en Soria.

 

El que fuera presidente de la cortes en la III, IV y V Legislatura, Manuel Estella, ha animado a todos los que ocupan escaño de parlamentario a seguir prestigiando en Parlamento regional "para que los ciudadanos se sienten orgullosos de Castilla y León", de esta tierra. Estella ha querido agradecer 'el trabajo y esfuerzo "de todos y cada uno de los procuradores" por hace Comunidad".

 

El presidente de las Cortes en la VI y VII Legislatura, José Manuel Fernández Santiago, ha reivindicado el Estatuto de Autonomía de Castilla y León como la "principal herramienta" para afrontar los cambios que han de venir y se ha mostrado convencido a este respecto de la capacidad que tiene la Comunidad para afrontar "con energías e imaginación" esos "grandes retos de futuro" de la mano de la norma básica de autogobierno.

 

Fernández Santiago ha significado los avances experimentados por Castilla y León en sus 35 años de autonomía hasta convertirse en la primera productora de automoción de toda España, sin olvidar su desarrollo industrial en otros sectores o el potencial de la agroalimentación.

 

"Hay un yo que se queda para siempre en este Parlamento", ha defendido a este respecto el expresidente de las Cortes convencido de la necesidad de este acto de homenaje para saldar una deuda a las personas que con tanto esfuerzo, trabajo y generosidad han hecho de Castilla y León una democracia abierta, moderna y "muy esperanzadora".

 

La que fuera presidenta de las Cortes en la VIII Legislatura y actual consejera de Cultura, Josefa García Cirac, ha defendido que el Parlamento regional debe ser "ayer, hoy y siempre" lugar de diálogo, respeto y encuentro, al tiempo que ha asegurado que el avance del Estado de Derecho está ligado a parlamentos fuertes" algo que lleva "a gala" Castilla y León, "cuna del parlamentarismo".

 

García Cirac ha realizado una "capitulación" de lo que fue la VIII Legislatura y ha recordado que el objetivo fue ocuparse de "los protagonistas y quienes dan sentido a las instituciones", los ciudadanos así como los cerca de 200.000 castellanoleoneses desempleados "que vivieron junto a sus familias situaciones difíciles" por lo que fueron destinatarios de un importante número de iniciativas parlamentarias.

 

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, ha advertido este viernes de que la autonomía territorial no debe constituirse a partir de una exaltación de la identidad sino que debe asegurar su éxito gracias a las respuestas positivas que ofrece a las demandas de los ciudadanos y a la mejora de su bienestar.

 

Este es uno de los principales mensajes que ha trasladado la presidenta de las Cortes en el acto institucional de homenaje a los 476 procuradores que han representado a los ciudadanos de Castilla y León a lo largo de las nueve legislaturas de la Comunidad Autónoma que celebra este año el 35 aniversario de su Estatuto de Autonomía.

 

Clemente ha reivindicado la capacidad de Castilla y León para hacer de la diversidad y la pluralidad una riqueza que ha traído progreso y bienestar con la demostración de que en momentos complicados sabe establecer puentes y crear espacios de encuentro para lograr construir un marco de confianza y de estabilidad política a través del diálogo y del consenso que guiaron el nacimiento de la Comunidad y que acompañan su desarrollo.

 

En este sentido, ha puesto como ejemplo la pluralidad de la actual legislatura en la que ninguno de los cinco grupos parlamentarios tiene mayoría absoluta lo que ha hecho más necesario por "obligado" ese objetivo de "dialogar, pactar y llegar a acuerdos" para dar respuesta a las necesidades de los castellanoleoneses.

 

"La diversidad de posiciones ideológicas y de opiniones reflejadas en el Parlamento obliga a concitar compromisos más amplios y contribuye, sin duda, a enriquecer y legitimar socialmente aún más si cabe el resultado de la actividad legislativa y también la propia acción de gobierno al incorporar las aportaciones y las diferentes sensibilidades que en cada momento la sociedad plantea", ha defendido la presidenta para reclamar un "compromiso de futuro" en este sentido.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: