Los precios se disparan en el mercado a pocos días de la cena de Nochebuena

Frutería del Mercado Central de Salamanca (Foto: T. Navarro)
Ver album

El besugo o merluza, además de cigalas o gambas doblan los precios los días previos a las fiestas. Las aves, las carnes y frutas cuestan prácticamente lo mismo en el Mercado Central de Salamanca. La pescadilla ha subido un 50% en menos de un mes, el besugo es lo más caro y el cordero o el solomillo duplican el precio.

No es un mito, los productos más típicos suben antes de la Navidad. En Tribuna de Salamanca comprobamos cómo han evolucionado los precios de varios productos frescos propios de estas fechas... y comparamos su precio con el de hace tan sólo dos semanas. Cuando ya se están ultimando las cenas y comidas, la tendencia es de clara subida, sobre todo en el pescado.

 

Así, todo aquel que quiera llevarse a la boca un trozo de cigala gallega se puede ir agarrando bien fuerte a la silla, su precio es de 79,90 euros el kilo. En varios de los puestos del Mercado Central de Salamanca, hay varios pescados que se han disparado, como es el caso del kilo de besugo fresco que ya no está al alcance de cualquier bolsillo, hace menos de un mes valía 23,90 euros, y ahora dobla su precio 45 euros.

 

Y qué decir de las gambas, si preguntamos por ellas lo mejor es tomárselo con tranquilidad, el kilo cuesta 50 euros, eso sí siempre que sean de Huelva. Luego hay gambas con menores aspiraciones, entre los 13,90 y los 24,90 euros. Y las almejas también se muestran desafiantes entre 30 y 40 euros el kilo, respecto a los 18,90 euros que valían hace unos días, siempre dependiendo del tipo. La merluza ha pasado de los 9,99 a 17,98 euros, teniendo un precio medio de 11 euros la más demandada.

 


En el apartado de carnes los sustos dan un respiro, el tostón, alcanzaba la semana pasada los 12,50 euros el kilo y ahora cuesta alrededor de 14 euros, por lo que su diferencia a penas se nota. El lechazo mantiene su precio, la pieza entera a 88 euros (12,50 euros el kilo) o el de la pierna de cordero a 7,90 euros y, el cabrito, en la media anual, a unos 14 euros.

 

 

Respecto a las verduras y frutas, la escarola sigue teniendo mucha demanda y cuesta 2,10 euros, algo menos que las navidades pasadas, la granada a 1,98 euros, la piña a 1,90 euros o las uvas a 2-3 euros.

 

 

Sin duda, adquirir marisco congelado y guardarlo en el congelador permite dar un respiro a los bolsillos, pero los entendidos no dudan en afirmar que pagar más por mayor calidad merece la pena siempre.

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: