Los pasos a nivel de Gomecello sobreviven otro año y frenan los tiempos del Alvia Madrid-Salamanca

Paso a nivel (ARCHIVO)

Los dos pasos a nivel de Gomecello siguen sin eliminarse un año después del último compromiso y el cambio en los proyectos ha retrasado el proceso de expropiaciones y la licitación. Mientras no se supriman los tiempos del Alvia Madrid-Salamanca no mejorarán.

Los dos pasos a nivel que hay en Gomecello terminarán el año 2017 como están y será complicado que se cumpla el compromiso del Gobierno de eliminarlos antes de que acabe 2018. El motivo es que, a día de hoy, ni las obras se han licitado ni se ha finalizado el proceso de expropiación de terrenos para construir los pasos inferiores que sustituirán a los actuales con barreras. Esto no sólo mantendrá estos peligrosos pasos hacia la localidad, sino que impedirá una mejora en los tiempos del Alvia Salamanca-Madrid.

 

En el último año, el proyecto no ha avanzado prácticamente nada. En septiembre de 2016, Adif anunciaba primero que suprimiría los pasos a nivel en los puntos kilométricos 63/192 y 64/552; y días después anunciaba también que iba a empezar los trámites para expropiar unas 80 parcelas para hacer la obra. Estos dos pasos a nivel, especialmente el último, que da acceso al casco urbano, son los dos últimos sobre la línea electrificada Medina-Salamanca. El primero está a medio kilómetro del pueblo en tierras agrícolas y se salvará con un paso elevado; y el segundo se eliminará con un paso inferior.

 

Con estos dos anuncios parecía que se desbloqueaba la situación después de más de tres años. Hay que recordar que en enero de 2013 anunció la supresión de estos pasos a nivel en Gomecello, pero que agosto de 2016 estas obras no estaban en el listado de las que iba a ejecutar Adif en un plan para eliminar pasos a nivel en toda España. La empresa confirmó  a TRIBUNA la lista, compuesta por dos actuaciones en la provincia de Burgos y otros dos en la provincia de Palencia. 

 

 

CAMBIOS EN LOS PROYECTOS

 

Meses después, en enero de 2017, Adif anunciaba que durante este año se licitarían las obras para eliminar estos dos peligrosos pasos a nivel en Gomecello por una cuantía de 7 millones de euros; en 2012 suprimir otros dos costó un millón de euros. Sin embargo, y según una respuesta parlamentaria al diputado socialista David Serrada, Fomento se ha visto obligado a adaptar el proyecto ya redactado de la supresión de pasos a nivel a un cambio de normativa y a las nuevas características de la línea. Según el Gobierno, ya se ha iniciado el proceso de información pública para las expropiaciones.

 

Mientras no finalice no se podrá licitar la obra, algo comprometido para 2017, y también será difícil ejecutarla antes de acabar 2018 como comprometió el Gobierno. Pero es que, además, mientras no se eliminen estos dos pasos a nivel, los últimos de la línea electrificada, el Alvia Madrid-Salamanca no podrá rodar a 220 km/hora, con lo que mejoraría los tiempos de viaje. 

 

 

SUPRESIÓN DE PASOS A NIVEL

 

En virtud de la actual legislación, el tráfico de vehículos que registra un paso a nivel es el factor determinante para determinar si ese cruce de la carretera con una línea de tren debe suprimirse o bien contar con distintos niveles de protección (instalación de barreras o semibarreras automáticas, señalización vertical, señales sonoras o acústicas, entre otras). De momento, el de Gomecello está con barreras automáticas, señalización y señales luminosas y sonoras.

 

A principios de este siglo, se cambiaron los criterios de evaluación de su nivel de seguridad; en principio sólo se tenía en cuenta el número de vehículos que pasaban y se actuaba allí donde el tren circulaba a más de 160 km/h, pero se pasó a evaluar la visibilidad o el historial de accidentes. Con esta información, se clasificaron esos 1.931 pasos a nivel y, entre 2005 y 2012 se suprimieron.

 

Sin embargo, todavía quedan en toda Castilla y León y en toda España porque, además de los criterios de densidad del tráfico y proximidad a núcleos, Adif tiene en cuenta también la disponibilidad presupuestaria. El plan 2005-2012 contó con 1.320 millones y ahora Adif empieza por 75 millones, en principio, para este año; según los presupuestos del Estado, entre 2012 y 2016 sólo se habrían dispuesto 80 millones para todo el país, lo que habría ralentizado su supresión.