Actualizado 02:15 CET Versión escritorio
Salamanca

Los nuevos radares láser de la DGT ya están en las carreteras

TRÁFICO

Tráfico empieza a usar los 60 radares comprados a finales de 2017. Están destinados a las motocicletas de la Guardia Civil y se usarán en el control de las carreteras secundarias.

Publicado el 24.02.2018

La DGT ha empezado a usar los nuevos radares láser que se compraron a finales del pasado año con una inversión de cerca de un millón de euros. Los nuevos aparatos tienen la particularidad de que pueden instalarse con facilidad en casi cualquier vehículo o soporte, desde un trípode a un guardarraíl, o también en los coches patrulla e incluso en las motos. Precisamente este es uno de los usos previstos cuando se adquirieron.

 

Según publican diversos medios, ya han empezado a verse los dispositivos en las carreteras españolas. Son 60 aparatos y están destinados fundamentalmente a las motocicletas de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, donde los agentes las llevarán. Y van a ir directos al control de velocidad que se hace en las carreteras secundarias. Según la DGT, dotarán de mayor autonomía, agilidad y efectividad a los motoristas de la Guardia Civil, que de este modo podrán realizar labores de control de alcohol, drogas y velocidad por sí mismos, sin dependencia de otras unidades del cuerpo.

 

La DGT ha gastado 860.000 euros en ellos y está pendiente su presentación en sociedad, aunque en su día el director de tráfico, Gregorio Serrano, ya ofreció imágenes de los mismos en sus redes sociales. Está pendiente confirmar cuáles serán sus usos. Es seguro que podremos verlos en trípodes, pero podrían llegarse a usar en marcha desde las propias motocicletas del cuerpo. Pueden controlar dos radares a la vez en los dos sentidos de circulación y controlar velocidades hasta 250 km/hora. Son portátiles y vienen acompañados de un dispositivo para la gestión de los datos.

COMENTARComentarios