Los nuevos presupuestos del Estado llegan con un 60% de los 'viejos' sin ejecutar en Salamanca y ni un euro en proyectos clave
Cyl dots mini

Los nuevos presupuestos del Estado llegan con un 60% de los 'viejos' sin ejecutar en Salamanca y ni un euro en proyectos clave

Edificio de la Audiencia Provincial de Salamanca.

Cuando el Gobierno está a punto de presentar las nuevas cuentas para 2022, buena parte de lo consignado para la provincia está 'parado': los ministerios han gastado 6 de los 18 millones previstos y hay muchos proyectos en los que no se ha invertido nada en todo el año.

Este miércoles el Gobierno da a conocer el detalle del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022, lo que se va a gastar el Estado y la lista de los proyectos concretos de inversión, una cuestión de referencia en materia presupuestaria. En el caso de Salamanca, el nuevo proyecto  de presupuestos llega cuando el vigente se ha quedado prácticamente en el tintero: no se ha ejecutado más que en una mínima parte. Al menos, así era hasta junio de este año, fecha a la que corresponden los datos ofrecidos por el Gobierno en una respuesta parlamentaria. Así que es más que probable que las nuevas cuentas para 2022 recojan, una vez más, todos estos proyectos que se repiten año tras año con gobiernos de unos u otros colores.

 

Según las cifras presentadas, la ejecución presupuestaria del capítulo de inversiones de los PGE de 2021 en Salamanca ronda el 30%, es decir, que sólo se ha gastado uno de cada tres euros previstos. Según los datos recogidos en una respuesta parlamentaria, de los aproximadamente 18 millones de euros comprometidos por los ministerios, sólo se han reconocido obligaciones por valor de 6 millones de euros. Está en la línea del mismo dato que ofreció el Gobierno hasta marzo de este año cuando las inversiones del Estado estaban casi paradas: de los 14,7 millones de euros previstos hasta el 31 de marzo se habían ejecutado 1,8 millones, uno de cada siete euros presupuestados.

 

No están todas las inversiones reales porque la información se refiere a la administración del Estado, es decir, a la que se hace desde los ministerios. Quedan excluídas las inversiones hechas desde entes y empresas de la administración, caso de Renfe, Adif, la SEPI, la Sociedad para infraestructuras penitenciarias, Senasa o Enaire que también tienen inversiones previstas para Salamanca, algunas de ellas tan importantes como la electrificación ferroviaria, la reforma de Topas, actuaciones en Matacán, en la factoría de Enusa... Habrá que esperar para conocer sus avances, aunque a la electrificación le está costando.

 

Lo que no se ha hecho

Con todo, el balance no puede ser bueno. El motivo es que, en la lista, faltan algunos de los proyectos más importantes de la lista de inversiones previstas en el PGE de 2021: esto es lo que le tocó a Salamanca. En esa lista había proyectos importantes como la nueva sede del Irnasa o la conexión de autovías en Buenos Aires. Del primero, nada hay en la relación de proyectos de inversión ejecutados hasta junio de 2021: correspondía directamente al ministerio de Ciencia y lo previsto era un millón de euros. No hay rastro.

 

De la conexión de autovías, se sabe que se descartó la solución del puente y que se está buscando una nueva solución más local: se van a hacer ramales más directos para evitar los grabados rupestres. El presupuesto es muy inferior a los 40 millones de euros previstos para el puente de 190 metros, pero el mayor problema es que ha habido que descartar la idea y volver a empezar con un nuevo proyecto, en el que no hay siquiera gasto de elaboración: tenía 100.000 euros para ello.

 

De entre los que sí se recogen, hay algunos en los que no se ha gastado más que una pequeña parte de lo presupuestado, y ni eso. Las actuaciones en la muralla de Ciudad Rodrigo tenían má de un millón de euros de presupuesto y no se ha ejecutado nada, al menos, hasta junio. Y de la reforma de la Audiencia Provincial sólo se sabe que de casi un millón previsto se han gastado 30.000 euros y que sigue sin tener una sede provisional a la que trasladarse mientras duran las obras. Algo parecido ocurre con los regadíos, una de las inversiones más importantes, con 1,5 millones de euros asignados, de los que se han gastado 40.000 euros.

 

Tampoco hay rastro de la tercera sede del Centro de la Memoria en Tejares, que estaba previsto reciba su gran inversión en 2022, con tres millones previstos, pero para la que había 75.000 euros este año: su ejecución lleva años de retraso. Sorprende que en las respuesta parlamentaria no haya nada tampoco de los 1,6 millones para el Centro de Láseres Pulsados Ultracortos Ultraintensos de Salamanca.

 

Y lo que sí

Por supuesto, también hay cuestiones que avanzan. El nuevo juzgado de Vitigudino ha ejecutado casi la totalidad de la partida prevista, 765.000 euros y de 843.000 consignados, con lo que está prácticamente terminado. 

 

También se ha avanzado en la ejecución de la mejora de carreteras. Transportes tenía 12,6 millones de euros presupuestados en Salamanca y ha ejecutado 4,7 millones. La mayoría, 3,1, han ido a conservación y otra parte se la ha llevado la mejora de la A-62, en la que se han gastado 1,2 millones de los 1,9 previstos, y que sí tiene avances: se han terminado tramos y se han licitado obras para otros dos. 

 

También se ha ejecutado casi toda la partida prevista de rehabilitaciones en los centros de la Universidad de Salamanca, 292.000 de 388.000 euros previstos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: