Los nuevos bomberos profesionales de Castilla y León finalizan en Salamanca el XI Curso de Formación Básica

Esta semana ha finalizado el XI Curso de Formación Básica para Bomberos Profesionales organizado la Junta de Castilla y León. Durante dos meses, treinta y tres profesionales de extinción de cinco parques de bomberos de la Comunidad han recibido los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para poder desempeñar las funciones de sus puestos de trabajo con éxito.

La formación se ha impartido en el Parque Municipal de Bomberos de Salamanca y se ha centrado en las técnicas, equipos y procedimientos de intervención en siniestros, en un ámbito de seguridad personal.

 

Concretamente, han sido 175 horas presenciales divididas en nueve áreas de formación: servicios contra incendios y salvamento, técnicas de prevención y extinción de incendios, técnicas de rescate y salvamento, materiales y equipos, primeros auxilios, ciencias tecnológicas, psicología asociada a la profesión, preparación física y, por último, prácticas de trabajo.

 

Tras completar la formación, los treinta y tres participantes del curso han visitado el Centro Castilla y León 112 para conocer de primera mano cómo se gestionan los avisos de emergencias y cuándo se activa y cómo funciona el CCE (Centro Coordinador de Emergencias de la Agencia de Protección Civil).

 

A partir del lunes, los participantes de esta edición se incorporarán a sus trabajos en los distintos parques de bomberos de la Comunidad.

 

Trece de ellos pertenecen al Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de Valladolid y otros ocho, al parque de bomberos municipal de Burgos. Seis de los alumnos forman parte del de Salamanca, otros cinco se incorporarán a Palencia y uno de ellos al Parque Municipal de Bomberos de León.

 

Entre las competencias de un bombero está la intervención operativa en emergencias provocadas por sucesos o catástrofes de diferente índole tanto en entorno urbano como rural. Son intervenciones complejas que requieren que los profesionales dispongan de una amplia formación para poder desarrollarlas con éxito. Por este motivo, la Junta de Castilla y León, a través de la Agencia de Protección Civil de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, ofrece anualmente el curso de formación básica destinada a los nuevos profesionales de la Comunidad con el objetivo de completar su formación en todos los ámbitos.

 

En total, se han formado 205 bomberos a lo largo de once ediciones.